Hola doctor, tengo un bebé de dos meses que vomita a menudo y cuando come se engancha al pecho con fuerza. A veces, después de comer (no de inmediato, sino pasada una hora), se agarrota, se pone roja y coloca la cabeza hacia atrás como si no pudiera respirar; entonces, yo la cojo y le doy unos golpecitos en la espalda y vomita, también a través de la nariz, y llora, pero luego todo desaparece. ¿Puede ser que se le quede la leche en la garganta y no pueda respirar? No siempre hace el eructo después de comer, pero muchas veces lo hace más tarde. Me preocupa que le pase mientras yo no la veo y por eso no la dejo sola ni la pierdo de vista. Además, está como mucho 20 minutos por pecho: no sé si es una glotona y come demasiado. Le agradecería que me tranquilizara.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

El bebé puede tener un vómito fácil, es decir, una condición de reflujo que suele atenuarse con el tiempo hasta desaparecer de forma espontánea y sin secuelas. No se preocupe por las asfixias de leche, porque, gracias precisamente a la reacción de su hija, tosiendo y con la regurgitación, se evitan. Por cierto, manténgala estirada boca arriba, pero con la cabeza y el dorso más elevados que el culo y las piernas, es decir, déjela en un plano ligeramente inclinado. Si en las próximas semanas el problema empeora, con vómitos cada vez más importantes, no dude en consultar a su pediatra y explicarle lo que está pasando.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar