Hola, la semana pasada vimos que mi hija de 3 meses se le ha “abollado” un lado de la cabeza y eso que en la revisión de los 2 meses estaba perfecta. Nos resulta casi imposible ponerle la cabeza del otro lado para "igualar" porque hace fuerza para que no se la pongamos de ese lado y, si insistimos, grita y llora. Así que acudí al pediatra hace una semana y me comentó que en el lado opuesto de la abolladura tenía contracturas y por eso la resistencia de la niña. Me prescribió rehabilitación, pero no empezamos hasta  dentro de tres semanas. ¿Qué podemos hacer? Nos da miedo hacerle daño si persistimos en colocarle la cabeza, pero no queremos que se le aplane todavía más. ¿Qué consecuencias puede tener ese bollo y/o aplanamiento de la cabeza? ¿Debería seguir dándole las gotitas para que se le cierre la cabecita si tiene ese bollo? Gracias. 

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Bollo o abolladura es un hundimiento en una superficie, como ocurre, por ejemplo, cuando se golpea un objeto metálico, como un jarrón o una cazuela, con un instrumento duro. Por un lado me habla de bollo, por otro lado me dice que le resulta imposible "ponerle la cabeza del otro lado para igualar" y que tiene miedo de actuar para que no se le "aplane" todavía más. Por otro lado la pediatra le dice que tiene contracturas en el lado opuesto a la "abolladura" (¿aplanamiento?) y le prescribe rehabilitación para cuya práctica le citan dentro de tres semanas. Es muy probable, así lo espero, que para entonces el problema esté resuelto o en vía de solución.

Finalmente me habla de unas gotitas que le da para que se cierre la cabeza. ¿Qué gotitas son? Debe tratarse de Vitamina D. Esto puedo contestarlo. No es preciso que se las quite si la dosis prescrita es la adecuada, porque no es para cerrar la cabeza sino para que el calcio que ingiere con la leche (materna, supongo) se deposite en los huesos, en general, y no "para que se cierre la cabeza" exclusivamente.

Tengo la impresión, después de leer unas cuantas veces sus comentarios, que la niña tiene una plagiocefalia (aplanamiento de una zona del cráneo, que usted denomina bollo), muy frecuente y, en general sin ninguna importancia. En este aplanamiento influye la postura boca arriba para estar en la cuna, que es la recomendación de las sociedades científicas pediátricas ante una relación estadística entre dormir boca abajo y el síndrome de la muerte súbita del lactante. La plagiocefalia no aparece en un mes, va apareciendo y un buen día se le nota. Quizás si no hubiesen aparecido las contracturas habrían tardado más en darse cuenta.

La contractura no tiene que estar relacionada con la abolladura o aplanamiento. Se trata, por lo que veo, de una tortícolis. Si es muy dolorosa para el bebé y no le permite descansar puede ser motivo de atención en un servicio de urgencias de pediatría, donde tendrán medios para ayudar al bebé.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar