Buenos días, soy un feliz papá de un niño de tres meses y medio. La preocupación que tengo es que el niño no aguanta nunca tumbado, ni en la cama ni en la hamaca. Siempre quiere incorporarse y estar derecho. El miedo que tengo es que tenga una deformación en la columna por el esfuerzo que le supone este gesto. Además, en su cuna, cuando se despierta por la noche para comer, da primero la vuelta y se pone boca abajo, en ese justo momento, se queja. ¿Es normal o debemos intentar corregirlo?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Me cuesta un poco comprender la situación: "el niño no aguanta nunca tumbado". ¿Cómo duerme? Parece ser, o al menos así lo interpreto, que la querencia del niño, y no por su cuenta sino con ayuda, tiende a sentarse o a levantarse.

Voy a intentar resumir en pocas palabras qué es lo que yo haría: el niño debe hacer aquello para lo que esté preparado y no, bajo ningún concepto, "ayudarle", "porque me parece que lo que quiere es estar de pie". Si esa fuese la posición lógica no sería necesaria ninguna ayuda. Igual que pasará cuando el niño esté maduro para gatear (si lo hace), para caminar, etcétera. Si él solo, cosa bastante dudosa, se levanta de la cuna y se pone en pie o sentado, no habrá problemas en su columna, ya que eso significa que su madurez es la que precisa para poder hacerlo. Sería el primer bebé que lo hiciese, en mi experiencia.

Si se despierta por la noche (para comer), llora pidiendo alimento, sea boca arriba o girado boca abajo. No debe tomar ninguna medida salvo, una vez alimentado, colocarlo en la cuna boca arriba dado que es la posición recomendada por las Sociedades Pediátricas como uno de los sistemas de prevenir el Síndrome de la Muerte Súbita del lactante.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar