Hola Doctor, le explicaré mi problema, tengo un bebe de 6 meses que desde los 5 meses está con broncolitis, su pediatra la esta tratando con ventolin, pulmicort y fluidasa, hace una semana parecía que había mejorado y decidió rebajar la pauta de ventolín y pasar al pulmicrt de 100 pero esta semana volvió a tener bastante tos y tiraje en el pecho, con mucha flema....mi pregunta es wsi no sería bueno unos ejercicios de fisioterapia respiratoria para que le ayuden a eleminar tanto moco que tiene? dado que desde que tiene un mes estamos poniendo suero y limpiando moco....ya no sé si tanto suero es bueno. Muchas gracias

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

La bronquiolitis consiste en la inflamación de los bronquios más pequeños del árbol respiratorio (bronquiolos). Lo más frecuente es que esté provocada por diversos virus respiratorios, llevándose la palma, por su frecuencia, el virus respiratorio sincitial, aunque, como le digo, hay otros que pueden ser la causa de recidivas de la enfermedad. Al tratarse de infecciones virales no existe un tratamiento específico, salvo para algún virus, que está indicado únicamente cuando se trata de una bronquiolitis grave, siendo aplicado en régimen de hospitalización. El resto de medicamentos son sintomáticos, es decir, actúan sobre los síntomas provocados por la o las bronquiolitis (broncoespasmo e inflamación, sobre todo). Los broncodilatadores, por una razón fisiológica-anatómica de los bronquios y bronquiolos de un bebé, pueden no ser muy efectivos, y los antiinflamatorios inhalados suelen ser lentos. También es importante que tanto unos como otros, utilizados por vía inhalatoria, deberían administrarse a través de una cámara de inhalación para lactantes, siguiendo una técnica correcta, para encontrar su máximo efecto útil. Cuando un niño menor de dos años padece tres episodios de bronquiolitis, se considera que se trata de un niño asmático, en quien la sintomatología no depende exclusivamente de la “agresividad” de los virus responsables sino de una sensibilidad especial que se ha creado en el aparato respiratorio del niño (hiperreactividad respiratoria), que reacciona mediante cuadros similares: tos, silbidos en el pecho, opresión torácica, etcétera, ante la infección de virus que, en otras circunstancias o en otros niños, provocarían cuadros respiratorios altos, molestos, pero leves, al no afectar la respiración a nivel bronquial/bronquiolar. La fisioterapia respiratoria ha sido y es utilizada, con técnicas vibro-percutoras (“clapping”), que intentan despegar el moco de los bronquios (mediante una especie de vibración torácica) y su expulsión, mediante palmadas en las diferentes zonas de drenaje bronquial. Mi experiencia es muy pobre, en este sentido. Los lavados nasales con suero fisiológico son útiles para ayudar a eliminar el moco retenido en el vestíbulo nasal (nariz visible) y la zona retronasal, pero no llega, claro, a los bronquios. El suero fisiológico no es nocivo, aunque nunca debe prepararse “artesanalmente” en casa, ya que hay varios estudios que han demostrado que este “suero artesano” no es fisiológico ya que lleva una mayor proporción de sal (hipertónico) y la sal no suele ser cloruro de sodio exclusivamente, al utilizar, para prepararlo, sal de mesa o de cocina.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar