Buenas tardes, Doctor. Tengo un bebé de seis meses que hace un par de meses tuvo bronquiolitis. Le prescribieron ventolín y, a los dos días, se fatigaba, por lo que nos mandaron unas gotitas. El caso es que, desde entonces, cuando se agita o se pone nervioso, se le escuchan pitos cuando respira y noto que se fatiga muchísimo. En cuanto se calma, todo vuelve a la normalidad. Es un bebé gordote, pesa ocho kilos y medio aproximadamente. ¿A qué se debe esa fatiga y pitos? ¿Está relacionado con su peso? ¿Cómo puedo hacerle bajar de peso? Gracias.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

La bronquiolitis es la inflamación, habitualmente provocada por virus, sobre todo el Virus Respiratorio Sincitial, de las vías respiratorias más finas, los bronquiolos, ocasionando una contracción (se estrechan), una inflamación de la capa mucosa y submucosa de los bronquiolos y un aumento de la secreción de moco. Generalmente, son muy poco efectivos en estas edades los medicamentos broncodilatadores, por lo que en la mayoría de los casos es preciso añadir esas gotitas que le han dado (metilprednisolona, supongo).

Una bronquiolitis puede ser única o puede ir recidivando, bien de manera aguda (como la primera) o mostrando pitos en el pecho en situaciones de estrés, sin que les suponga malestar ("silbadores felices").

El caso es que también puede tratarse de una manera de iniciarse un asma bronquial, en la que se producen recaídas de tos, pitos y dificultad respiratoria (disnea, fatiga), cuya causa fundamental son los virus respiratorios, pero que, más adelante, podría convertirse en un asma de fondo alérgico, al haberse formado una hiperreactividad de los bronquios, que así se denomina la capacidad de las vías respiratoria bajas de reaccionar de esa manera ante varios estímulos, como los virus, los contaminantes (humo de tabaco, sobre todo, polvo, otros irritantes) y más adelante la alergia.

De ahí la necesidad de cuidar muy bien el ambiente que respira el bebé, eliminando de él el humo del tabaco, y cualquier irritante respiratorio y estar atentos a la presentación de los primeros síntomas (quizás tos solamente), que indique al pediatra la necesidad de iniciar un tratamiento.

El exceso de peso puede influir, aunque no es causa. Cómo dominarlo es tarea de su pediatra. Es imposible que, a distancia, yo le indique dietas que obligan a controles de peso periódicos para seguir la evolución.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar