Hola Dr., mi bebé tiene 6.5 meses y hasta ahora sólo la he alimentado con leche materna. Intenté darle el biberón con mi leche durante un tiempo, pero no lo aceptaba o comía pequeñas cantidades si tenía mucha hambre y se lo daba mi madre. Ahora que he empezado a tratar de darle papillas (de manzana, pera, banana) no las quiere comer y parece no gustarle el sabor. Entiendo que son sabores nuevos y necesita tiempo para acostumbrarse, pero me he empezado a preocupar ya que, sobre todo mi suegra insiste que la bebé no come suficiente. Mi pediatra, donde vivo, me recomendó iniciar con papillas de frutas e incluso cereales desde los 5 meses (a esa edad ni siquiera intentaba saborear lo que le ponía en la boca). Consulté con otra pediatra que me dijo que no la forzara, ya que es una bebé grande que no tiene problemas de nutrición ni de desarrollo e, incluso, me recomendó retardar las papillas de cereales hasta los 7 meses y sólo darle frutas. ¿Existe algún método para que mi bebé acepte las papillas o simplemente no estoy siendo lo suficientemente paciente? Tampoco le he dado agua hasta ahora. Según el pediatra le debo empezar a dar dos onzas (56 ml) cuando le de la papilla. Como no quiere el biberón, esto ha sido una tarea imposible. No tengo dudas de que darle pecho exclusivamente ha sido la mejor decisión, pero no puedo evitar sentirme insegura sobre todo cuando otras personas (como mi suegra) insinúan que no estoy alimentando suficiente a mi hija. Saludos.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Vamos por partes. Dar el pecho no es que sea bueno, es que es el mejor alimento que usted puede ofrecer a su bebé. No entiendo que quiera dárselo en biberón pudiendo mamar directamente del pecho. La única razón por la que tome biberón mejor con la abuela es porque ella se lo toma de una manera más calmada, sin nerviosismo, seguramente. Los criterios actuales en lo que a la alimentación del bebé se refieren, son los siguientes: Alimentación materna en exclusiva durante los primeros seis meses. No precisa agua porque si tiene sed mamará la primara parte de la leche, que es más aguada, y le quitará la sed.

A partir de los seis meses puede iniciarse la alimentación complementaria: fruta, cereales, verdura, carne, pescado, pasta, etcétera, sin quitarle el pecho, ya que sigue siendo enormemente beneficioso para la niña. No hay, como se hacía antes, un orden establecido. Se le puede iniciar por cualquier alimento. El truco, o el sistema, consiste en iniciar el que decida en una muy pequeña cantidad y sin mezclar varios alimentos. Por ejemplo una cucharadita de papilla de cereales o una cucharita de papilla de fruta, que si se los prepara con leche materna, mejor que mejor. Cuando compruebe que aquel alimento le sienta bien y le gusta, puede aumentar algo la cantidad y/o añadir una porción de otro (fruta, cereal, verdura). De esa manera sabrá si hay algún alimento que no le gusta y cuál, y retrasar entonces su administración, empezando por otro.

Un último comentario, a pesar del refrán de "más sabe el diablo por viejo que por diablo", la mamá es usted y si se equivoca, ya lo solucionará. Uno agradece los consejos porque están hechos de buena fe en general, pero no agradece nada las interferencias, porque encontrará mil "consejeros" que le dirán cada uno una cosa diferente. La "jefa" es mamá, y su consejero un pediatra que pise de pies al suelo. No mida cantidades de alimento (que no le falte el pecho) ni de agua. Su trabajo es ofrecerle el alimento y el agua, pero no forzarle por obligación a que lo tome si no le gusta o no tiene sed en aquellos momentos.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar