Hola, tengo tres hijos y dos de ellos de 6 y 7 años respectivamente. El problema es que se chupan el dedo y no sé cómo quitarles esta manía porque ya están teniendo problemas en la boca. Mi hija de 7 años ya tiene los dientes definitivos y el dentista me ha dicho que como siga así va a necesitar ortodoncia. ¿Cómo puedo evitar que se sigan chupando los dedos? Gracias.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

No es frecuente, al menos entre mis pacientes, que a esas edades persista el hábito de chuparse el dedo (¿o los dedos?). ¿Lo hacen sólo de día o también mientras duermen? En mi experiencia, como ocurre con el hábito de morderse las uñas, se pueden intentar diversos procedimientos, en general con resultados pobres si no hay colaboración por parte de los niños, junto a la decisión de que no quieren hacerlo pero se les olvida y recaen. El criterio que sigo es esperar a que el niño o los niños decidan que les gustaría dejar ese "vicio", ya que por burlas en el colegio, quizás, o porque encuentran que son mayores para esas cosas, consideran que han de tomar alguna medida. Si no existe esa decisión nada le servirá para nada, que no sea agresivo, como algún tipo de aparato indicado por el odontopediatra que no les permita abrir la boca y meterse nada en ella, u otros sistemas.

A mis niños con esa manía (o la de morderse las uñas) les pido que me avisen el día que quieran dejar de hacerlo. Muchos de ellos me dicen que quieren dejarlo ya. Mi comentario es entonces: "Lo más probable es que recaigas porque te olvidas de que no quieres hacerlo y hasta que mamá o papá te regañan o un compañero del cole se burla, no te das cuenta. Pediremos a mamá o papá que te compren en la farmacia una sustancia que sabe muy mal (usted conoce su existencia y el farmacéutico el producto), pero no para castigarte ni para molestarte sino para que, cuando se te olvide y te lleves los dedos a la boca notes el desagradable sabor y tú mismo detengas la acción".

Funciona, pero ha de ser por la decisión y la aceptación del o de los niños, no como un castigo, porque no lo es, sino como un buen recordatorio que les ayudará a no hacer lo que no quieren hacer pero les cuesta conseguirlo por ellos mismos porque se olvidan. El control odontopediátrico deberá hacerlo periódicamente de cara a una posible maloclusión dentaria que no obligatoriamente va a depender del "vicio" y que no porque éste desaparezca va a desaparecer (curarse) a su vez.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar