Buenas tardes, Doctor. Los ojos de mi hijo, de cuatro años, hace aproximadamente tres semanas que han empezado a lagrimear y le salen cada día muchísimas lagañas. Empecé a aplicarle unas gotas que me recetó su pediatra hace unos meses, cuando ya le pasó algo parecido, pero esta vez los síntomas no cesan y vuelve a tenerlos cada ciertos días. ¿Se le cura mal y por eso vuelve la infección? ¿Qué puedo hacer?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

 ¿La esclerótica (el blanco del ojo está enrojecida)? Si es así, y coincide con la secreción de legañas verdosas-amarillentas, viscosas, es probable que se trate de una conjuntivitis bacteriana. No todas las gotas para los ojos sirven para todo tipo de conjuntivitis. Si el tratamiento es correcto y se realiza correctamente a su vez, no hay por qué pensar que se le cure mal. Lo que puede ocurrir es que exista alguna causa de fondo que facilite las recaídas, provocándole picor de ojos, lagrimeo por obstrucción del conducto lácrimonasal (el conducto por el que desaguan las lágrimas del interior de los párpados hacia la nariz).

En general, todos los preparados en forma de gotas para los ojos (colirios) se estropean al cabo de una semana de haber abierto el frasco, por lo que no es recomendable guardar restos que puedan quedar en un frasco. Su uso pasados esos días justificaría las recaídas.

Creo que está indicada la visita al oftalmólogo si los tratamientos se realizan correctamente y las recaídas son frecuentes.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar