Buenos días, Doctor. Mi bebé tiene ocho meses. Por la noche, le doy la papilla en el biberón después de bañarlo y se duerme en su cuna. A las tres horas, hacia la una de la madrugada, se despierta llorando y busca, de nuevo, el biberón. Se lo doy y, a las tres horas, se vuelve a despertar, llorando, porque quiere otro biberón. A esa hora, ya lo dejo en la cama con nosotros, pero querría saber qué puedo hacer para que duerma toda la noche, no sé si estoy actuando mal. Gracias.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

En general, a la edad de ocho meses, la mayoría de los niños ya tienen regulado el centro del apetito y muchos de ellos toman cuatro comidas diarias, descansando (sin comer) doce horas entre el desayuno y la cena. El que esto sea lo más frecuente no quiere decir que comer cada tres horas debamos considerarlo como algo anormal. Puede ser que el bebé esté acostumbrado a hacer tomas pequeñas de alimento y, por lo tanto, los intervalos entre comidas sean más cortos. No me explica qué alimentos toma. Generalmente, a los ocho meses la alimentación es lo suficientemente variada como para poder ofrecer una cena más "potente", que le permita esperar hasta la mañana siguiente, sin comer más.

Si el niño está sano, creo que puede permitirse el lujo de ofrecerle una cena más copiosa, y no ofrecerle por la noche más alimento, dando marcha atrás en ese hábito adquirido. Hambre no va a pasar, eso es seguro, pero es probable que durante un par de noches exija el alimento al que se ha acostumbrado, pero no tardará en compensar durante el día y la cena la cantidad que ya no va a tomar por la noche.

Recuerde que, aparte de la leche (pecho), puede tomar purés de verdura, cereales, carne, pescado, algún huevo, fruta, etcétera, tal como le habrá indicado su pediatra. Se me ocurre como el menú de una cena, una sopita de sémola o pasta maravilla, pescadito a la plancha, quizás una mandarina (o dos) y un yogurt. No hablo de cantidades. Cada niño es diferente de los demás.

No es preciso que le lleven con ustedes a su cama. No es que pase nada por hacerlo, pero seguramente un día decidirán que ya no quieren hacerlo y siempre será más difícil eliminar un hábito adquirido que no evitar que lo adopte.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar