Buenas Doctor. Tengo un niño de cinco años y voy a tener un bebé en septiembre. Mi hijo tiene problemas con el habla y está en terapia de lenguaje. Le va muy bien. Sin embargo, me da miedo que el nacimiento de su hermanito le afecte y pueda resentirse. ¿Cómo debo actuar para que no se sienta desplazado o ignorado cuando nazca mi segundo hijo? Gracias. 

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Los celos hacia los hermanos pequeños entran dentro de la más absoluta normalidad, por lo que, en principio, no prevea acontecimientos ni sistemas especiales de actuación. Al mayor, y subrayo lo de mayor, debe tratarle como hasta ahora: premiar lo bueno y castigar lo malo, no responsabilizarle de su hermano pequeño. Es decir, no insistirle en que él ya es mayor y ahora tiene que actuar así o asá, porque hace dos día no era tan mayor.

Eso no quiere decir que no le pida usted ayuda porque "da mucho trabajo el bebé". Puede hacerle recados sencillos, ayudarle a usted en según qué tareas y procurar que ni ustedes ni la familia o amigos estimulen sus celos diciéndole que tiene que quererle mucho al pequeño, que note que sigue existiendo para todos y que si hay un regalo para el pequeño quizás habrá también un "regalito sencillo" para él.

Es bueno que vaya con el papá a dar "una vuelta"; quizás comprar el pan, porque mamá no puede y hacerle sentir mayor, que vea que el nacimiento de su hermano le ha hecho avanzar en el escalafón y no le ha destronado, pasando a segunda línea.

Si tiene algún retroceso en el habla no le den importancia ni lo comenten; se solucionará, por supuesto. Celos tendrá. Si no fuese así no sería lo lógico ni lo habitual ni lo normal, pero sin cariño no hay celos, por lo que no deben dudar de que el mayor tiene o tendrá cariño por el bebé que ha de nacer.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar