Mi hijo tiene 2 años recién cumplidos. El detalle está que es mucho muy friolento. Pesa lo que debe para su edad, pero cuando, por ejemplo, se mete a la alberca, su cuerpecito no se adapta a la temperatura así como el nuestro, y después de un rato dentro hasta se llega a poner moradito de frío y tiembla mucho, aunque esté haciendo muchísimo calor.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Para saber si el niño ingresa en su organismo calorías suficientes es preciso conocer la dieta que hace y las cantidades de los diferentes alimentos que ingiere. No debe pensar que friolero sea sinónimo de "no tiene calorías", que es una expresión popular para indicar al individuo que tiene más frío de lo habitual. Claro que un organismo puede estar debilitado por un aporte insuficiente de calorías. Si no es así, habrá que pensar en una carencia de adaptación a las temperaturas bajas. Es probable que un ancestro próximo, como padres, abuelos, tíos carnales tenga el mismo problema. Debe considerarlo como una manifestación exagerada de algo habitual en los niños, que si no inmediatamente, sí en poco tiempo de estar en contacto corporal con agua fría presentan cianosis en los labios (coloración azul) y tiritona.
 

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar