Buenos días Doctor. Mi hijo tiene dos años y últimamente hace muchas rabietas por todo: al cambiarle el pañal, al llegar a casa, cuando no le doy algo que quiere, etc. Ha comenzado, incluso, a pegarme con objetos que coge. Además, a veces hace como que no me oye. ¿Cómo puedo reñirle? No me gusta hacerlo con gritos ni tampoco soy partidaria de pegarle. ¿Qué puedo hacer? Gracias. 

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

El problema que explica del niño es algo que debe considerar como completamente normal, ocasionado por la "curiosidad" de observar cómo responde la familia antes estas pataletas y al egoísmo típico de los niños (y de los adultos si nos lo permitiesen).

No debe de ninguna manera tomar medidas punitivas, como broncas, castigo y menos aún pegarle. Digamos que el niño tiene todo el derecho del mundo a manifestar su inconformidad. A lo que no tiene derecho es a hacer partícipe de ello a la familia.

Usted debería adoptar una actitud de indiferencia total. Cuando comience el berrinche, le coge de la mano y, sin estridencias ni violencia, lo lleva a su habitación (libre de riesgos que pongan en peligro la integridad física del niño), y le dice: "Llora y patalea cuanto quieras en tu habitación. Cuando acabes ya saldrás; ya te avisaré yo". Por supuesto que usted debe estar al tanto de que no se haga daño, pero con la puerta cerrada. Cuando note que ha pasado la "tormenta", entre en la habitación y le dice: "¿Ya estás? Ya puedes salir", como si no hubiese pasado nada. Tardará más o menos días, pero el problema se solucionará, siempre y cuando usted (ustedes) actúen de esta manera aparentemente fría. Cuando el niño se dé cuenta de que su comportamiento no tiene recompensa: la riña, la amenaza, el disgusto de la madre son una recompensa, el problema estará resuelto. Si no es capaz de actuar tal y como le digo el problema irá en aumento hasta hacerse insoportable.

Nunca hable del tema con familiares y amigos en presencia del niño ni permita que ellos le hagan reconvenciones. Como si no pasase nada.

La misma actuación tendrá que hacer usted si la rabieta la tiene en la calle. Media vuelta (llorando y pataleando) y a casa, a su habitación a llorar y patalear, y usted aguantando el bochornoso espectáculo y oyendo cómo le dicen de todo, pero con la conciencia de saber que lo está haciendo bien. Sólo así lo corregirá.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar