Buenos días. Tengo una bebé de dos meses que hasta hoy se ha alimentado de lactancia materna exclusiva. Hace 15 días me he tenido que incorporar a trabajar. Mi horario es de mañanas, por lo que mi niña solamente pierde una toma, ya que hace tomas muy largas y pasan entre seis y siete horas entre tomas. Hasta ahora me sacaba la leche para darle un biberón de mi leche, pero cada vez me cuesta más llenar ese biberón. Cada noche me sacaba la leche para el día siguiente, pero en los últimos días ya no soy capaz. El sacaleches no saca nada de nada y lo estoy haciendo manualmente, con el daño que me hago en la piel y en el pecho. ¿Es normal que la niña solamente haga cuatro o cinco tomas diarias a sus dos meses? Ya duerme toda la noche de un tirón. ¿Qué puedo hacer para aumentar la cantidad de leche para ese biberón? Los fines de semana suprimo ese biberón y la niña mama sin problemas. Tengo otros dos hijos a los que les di el pecho hasta los ocho meses y medio, cuando ellos solitos lo dejaron, pero claro, no tuve que incorporarme a trabajar tan pronto. Muchas gracias. 

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Permítame que antes de entrar en cuestión la felicite por su extraordinaria buena voluntad y hacer lo que sea para que la niña disponga de la leche de su madre a pesar del daño que se está infligiendo en la piel y en el propio pecho. Usted sabe de sobras que la alimentación del lactante debe ser a libre demanda, que viene a querer decir, "lo que quiere, como quiere y cuando quiere".

Si resulta que con las "aparentes" pocas tomas la niña se queda satisfecha, hasta el punto de pasar seis a siete horas sin gana de comer, no hay que darle más vueltas. Lo habitual es que nuestras lectoras se "quejen" de la esclavitud que supone que los bebés pidan comer cada dos horas o menos, así que, en su caso, esos largos intervalos entre tomas es la señal (ahora me pongo cursi) de agradecimiento del bebé por los desvelos de su madre.

Es cierto que tener una provisión de leche materna en el congelador da más tranquilidad. Es muy probable que el extractor de leche que utiliza no sea el idóneo. Hay algunos que "succionan" a intervalos cortos, imitando el acto de mamar del bebé (eléctricos), que recogen la leche ordeñada en unos recipientes a propósito que permiten mantenerlos en la nevera (si se van a usar en un tiempo máximo de dos días) o en el congelador si han de durar más tiempo.  Si el ordeño es manual, no debe presionar el pezón ni la areola (es doloroso). Ha de abarcar con las dos manos la base de la mama e ir avanzando hacia el pezón, presionando discretamente, aunque es más fácil de explicar que de hacer.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar