Mi hijo Juan de 5 meses tiene el lagrimal obstruido y por eso siempre va con legañas. Querría saber como es la técnica de masaje del lagrimal, porque me han dicho que si no se hace bien puedo obstruirle más el lgrimal, ¿es cierto? Además querria que me informaras sobre la frecuencia de hacerlo y la forma. También me gustaría saber un poco sobre la técnica de introducirle una sondas: a que edad se hace, es peligrosa, quien la practica, etc.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

La obstrucción del conducto lácrimo-nasal es relativamente frecuente en los lactantes pequeñitos. Ese conducto es el encargado de drenar las lágrimas, que continuamente se segregan, hacia la nariz. El orificio de drenaje (el desagüe) está situado en el ángulo interior del ojo, en el párpado inferior (muchas personas lo denominan lagrimal). El síntoma característico de esta alteración es el lagrimeo continuo (epífora). La aparición de legañas puede hacer sospechar infección en el conducto (dacriocistitis), dependiendo del aspecto de las legañas. De siempre se ha propuesto, como tratamiento previo al quirúrgico, la práctica de masajes, presionando el párpado inferior, en la zona más próxima a la nariz, avanzando hacia abajo, con el fin de desobstruir el conducto, obstrucción que puede estar condicionada por la adherencia de las valvas de una minúscula válvula que permite el descenso de las lágrimas por el conducto, impidiendo su retorno. Hay muchos oftalmólogos que consideran inoperante la práctica de estos masajes. Si se practican, deberían hacerse unas cuantas veces al día, utilizando una gasita estéril o una toallita de un solo uso específica para los ojos (en farmacias), ya que puede provocarse una infección, como comentaba más arriba. La inefectividad de este “tratamiento” orienta al oftalmólogo pediátrico a practicar un sondaje del conducto lácrimo-nasal, dirigido a desobstruirlo. Se trata de una técnica simple para un especialista que exige, únicamente, que el niño esté muy quieto, por lo que en muchos casos utilizan un medicamento para sedar al bebé. La edad para hacerlo depende de la experiencia del oftalmólogo pediátrico, aunque, en general, se sitúa alrededor de los ocho meses.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar