¡Hola! Mi hija tiene 17 meses; tengo entendido que es muy importante para ella que tome, al menos, medio litro de leche de crecimiento al día, pero ella no quiere tomarla de ninguna manera: ni en biberón, ni en papilla de ningún sabor, me cuesta mucho tener que terminar el desayuno con un yogur. Además, me preocupa su salud porque, aunque tome yogures, éstos no le aportan todas las vitaminas de su leche de continuación, ¿no? ¿Qué puedo hacer?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Es mejor para la niña tomar leche de las denominadas de "crecimiento", "junior" u otra, pero no tiene que preocuparle si en su lugar toma derivados lácteos como yogur, queso, flan, cuajada, natillas, etcétera. Los 500 ml de leche al día, como mínimo, pueden completarse con cualquiera de estos alimentos, teniendo en cuenta la equivalencia en leche; así, un yogur de 125 ml equivale a 125 ml de leche líquida, y un trocito de queso de 20 g (es lo que pesa una porción de "quesito") equivale a 100 ml de leche. Si ninguna de las leches "para niños" le gusta, pruebe la leche de consumo normal. El yogur le aporta los mismos nutrientes que la leche normal, aunque le falten los añadidos de estas leches infantiles. No le dé ninguna importancia. Si la niña toma, por poner un ejemplo, cuatro yogures al día, ya ha cubierto sus necesidades mínimas de leche, o sea de calcio, que es lo que se busca fundamentalmente en los lácteos, ya que otros nutrientes los encontrará en una alimentación racional y variada.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar