Hemos empezado con los cereales recién cumplidos los 6 meses, por la mañana y por la noche, pero no hay forma de que se los tome ni en biberón ni con cuchara. Lo curioso es que a los 5 meses hicimos la prueba y se los tomaba perfectamente y ahora tenemos que dárselos con una jeringuilla porque se pone histérica. Yo pienso que es porque asocia que a esa hora siempre tenía teta y ahora no. Puedo hacer algo para que estas tomas no se conviertan en una lucha diaria?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

No hay evidencia de que un frenillo sublingual corto sea causa de un trastorno del habla (rotacismo). Existen muchos niños con el frenillo lingual de longitud normal que lo padecen y al revés. Puede influir en la deglución, en algunos niños y en otras circunstancias en las que la movilidad de la lengua influye. Hay muchos niños, por otro lado, en los que el frenillo corto se va alargando. La intervención, en sí, es muy poco traumática, sobre todo si se utiliza una técnica con láser. Sobre la necesidad de practicarla precozmente o esperar para ver su evolución e influencia en el habla, hay opiniones para todos los gustos.

 

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar