Tengo una hija de 3 años. Aprendió parablas malas y no para de ofender, no solamente a mi, a mi familia también y a los niños en el parque. Me puede aconsejar sobre cómo actuar.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Recuerde siempre que no son las palabras las que ofenden sino las personas que las dicen. Una niña de tres años no ofende por utilizar palabrotas dirigidas a sus padres. Una niña de tres años no inventa palabras, las escucha, las aprende y las utiliza, probablemente con la entonación y la "mala voluntad" de quien las utilza o utilizó. A una niña de tres años, si se le riñe o se le castiga por utilizar palabras inconvenientes, sabrá que "impresionan" a la familia y las utilizará como una gracia más. Por supuesto que en boca de una niña pequeña quedan feas según qué palabras (también en boca de adultos), pero para ella tanto le da decir y repetir una palabrota como otra palabra cualquiera, si es que suscita la atención de todos. ¿Soluciones? Nunca decir palabrotas delante (ni detrás) de la niña. No reñirla, no corregirla; en tal caso sustituir la palabra que dice por otra que no tenga sentido ofensivo (el sentido se lo damos nosotros). No quería utilizar ninguna de ellas aquí, pero vea la diferencia que hay entre "eres un cab..." o bien, "Hola cab..azo, qué alegría de verte"

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar