Buenas noches. Tengo a un bebé de 9 meses y tengo la siguiente preocupación: su prepucio no baja y cuando pretendo hacerle el ejercicio de bajarlo un poquito, todos los días después del baño, no me deja porque le da muchas cosquillas. ¿Qué puedo hacer? No quisiera que lo operen más adelante.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

El prepucio puede no bajar correctamente por dos principales razones: la primera y principal es la fimosis, que consiste en un estrechamiento de dicho prepucio, lo que impide que la piel baje y deje al descubierto el glande. Esta fimosis puede ser importante, puntiforme, que incluso puede provocar dificultades para hacer pipí, inflándose como un globito hasta que sale el chorro de orina. Otra causa que impide que la piel del prepucio baje son las adherencias de la piel con el glande, provocadas por la presencia de esmegma, que es una sustancia que se forma por la mezcla de sudor, restos de orina y de células de la piel del glande y del interior del prepucio, que pueden ser difíciles de despegar.

El tratamiento, en este último caso, consiste en ir bajando la piel cada día, sin forzar (olvídese de las cosquillas, por favor), hasta donde pueda, sin hacerle daño. Si a pesar de ello persisten las adherencias o la fimosis propiamente dicha, la tendencia actual es a la utilización de una crema, que su pediatra conoce, durante un mes y medio, y que puede repetirse otra temporada igual si no ha sido suficiente. Esta maniobra ha conseguido que la intervención quirúrgica de circuncisión, haya bajado de manera radical. La edad para hacer este tratamiento dependerá de la intensidad de la fimosis, no siendo preciso si el aparentemente estrechamiento está provocado por adherencias balano-prepuciales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar