Buenas Doctor. Tengo un bebé de seis meses y me gustaría saber qué tipo de alimentos le puedo empezar a introducir a su dieta y en qué cantidades. Le agradezco de antemano su ayuda.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

No deja de sorprenderme su pregunta, en el sentido de que el inicio y las normas de la alimentación complementaria forman parte de las visitas de control realizadas, bien por el pediatra o por la enfermera pediátrica. Quizás me consulta usted desde un país en el que no existe esta oferta pediátrica.

Hasta no hace mucho tiempo, la alimentación complementaria se introducía de una manera muy rígida. Los pediatras disponíamos, en general, de unas hojitas en las que especificábamos el tipo de alimento a introducir, el sistema y la cantidad.

Hoy en día se ha cambiado bastante, en el sentido de que se permite una mayor libertad de acción, sobre la base de que los alimentos que se introducen le sienten bien al niño y de que siempre se considere que se trata de una alimentación que complementa a la lactancia (materna, por supuesto), ya que el bebé sigue siendo un lactante y su alimento fundamental sigue siendo la leche materna. O dicho de otra manera, no se quita una toma de leche y se sustituye por otro alimento, sino que ese alimento complementa, administrándolo en pequeñas cantidades con el fin de que se quede con apetito como para tomar pecho después (o antes, en algunos casos).

El orden de introducción de los nuevos alimentos puede variar, pero clásicamente se comienza por los cereales, que a partir de los seis meses pueden ser con gluten, no porque al hacerlo así se evite padecer una celiaquía (intolerancia al gluten), sino porque si la enfermedad se manifiesta más tarde, la sintomatología no suele ser tan llamativa. La verdura y la fruta son los siguientes alimentos. Después, la carne (preferentente blanca) y el pescado, los derivados lácteos, como el yogur.  Sigue el huevo y, finalmente, una alimentación completa (que incluye legumbres, pasta, etcétera).

El "truco" fundamental en la introducción de nuevos alimentos es hacerlo de manera paulatina, comenzando con pequeñas cantidades, que aumentará a medida compruebe que el alimento le sienta bien, añadiendo entonces uno nuevo, siguiendo la misma pauta. Le he planteado un orden de introducción de alimentos que puede ser modificado sin que suponga, en general, ningún problema. Si se fija, esta "libertad de acción" no modifica demasiado criterios clásicos, ya que si sigue la norma de introducirlos de uno en uno y poco a poco, será cuando el niño tenga un año cuando hará una alimentación completa.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar