Tengo un hijo de 21 meses que nunca ha tenido demasiado apego con papá, pero últimamente, cada vez que intenta acercársele, le dice: ¡No, papi, no! Y si aún así le coge, incluso llora y se viene conmigo. Su padre me echa la culpa a mí, cuando yo nunca le he hablado mal y siempre le digo vamos a llamar a papi, ve con papi, venga que papi juega contigo, etc...

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

No se sienta culpable en absoluto, mamá. En el caso de su hijo se plantean tres causas posibles, si es que no son las tres las que están influyendo. La primera es que está pasando una etapa de "mamitis", que es absolutamente normal. La segunda es que también pasa la fase del "no", que llega a hacerse insoportable. La tercera es que, por desgracia, quizás ve al papá como casi un extraño por culpa de su horario laboral. Todo ello está consiguiendo crear en su marido una situación de celos dobles, celos del niño, que si prefiere a la madre "debe ser por culpa de ella" y celos de usted porque, quiera o no quiera, la presencia del pequeño altera de alguna manera la relación de pareja. Otra solución que la que usted tiene en marcha no hay, como no sea procurar encontrar tiempo personal para ustedes, con la ayuda de un canguro o de un familiar, que, estoy seguro, ayudaría a suavizar ese estado de sentirse rechazado, del padre.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar