Hola! Tiene 21 meses y desde los 15 meses que le quite el pecho no ha dejado de chuparse el dedo, comenzó siendo esporádico pero ha ido en aumento, le hemos puesto un guante para que deje de hacerlo pero en cuanto se lo quitamos lo vuelve hacer, qué podemos hacer pues temo que está deformando su dedito índice.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

El hábito de chuparse el dedo está muy extendido y es frecuentísimo. El método de ponerle un guante no deja de ser un remedio transitorio. Tendría que tenerlo puesto día y noche durante un tiempo indeterminado, hasta comprobar que el "vicio" ha desaparecido, para considerarlo como curativo. Los daños que se hace en el dedo no suelen ser definitivos ni deformantes: suelen ser durezas y callosidades que desparecerán cuando abandone el hábito. En lo que puede influir es en la oclusión y alineación dentaria: el odontopediatra lo valorará, planteándose, quizás, el uso de un aparatito ortopédico que impida que el niño pueda introducir el dedo en su boca. Si no es así, la tendencia más probable es a la curación. Si dura demasiado, y, sobre todo, el niño es consciente de que quiere solucionar el problema, pero se olvida y recae, puede ser útil una sustancia amarga atóxica que le "recuerde" que no debe hacerlo porque no quiere hacerlo. Por el momento corríjale, pero no le riña; si lo hace le incitará a hacerlo más.


 

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar