Tengo un niño de 27 meses, y hace unos meses nos hemos dado cuenta que continuamente tiene los dedos en la boca y se muerde las uñas. Nos han comentado que posiblemente es porque le quitamos muy pronto el chupete. ¿Puede ser por esa razón? ¿Qué hemos de hacer cuando le veamos mordérselas? (Ahora le regañamos). ¿Puede ser que se le quite está manía con el tiempo?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

No es probable que el hecho de morderse las uñas tenga nada que ver con la eliminación del chupete. ¿Hay alguien, en la familia que lo haga también? Si va a la guardería, ¿hay algún compañero de la clase que se las muerda? En muchas ocasiones, el “vicio” de morderse las uñas comienza por imitación. Regañar no es la opción ideal. Quizás, cuando le ven haciéndolo, se le puede decir: “debes tener algún piquito en la uña, ven que te las repase”. Eso y mantener siempre las uñas cortas y lisas (¿limadas?). Es probable que, a pesar de actuar de esa manera, el niño sigue royendo. En mi experiencia, dejan de hacerlo cuando ellos lo deciden y no porque nosotros actuemos de una u otra manera. Existen, como sabe, sustancias que amargan, que a la edad del niño no suelen ser útiles (se acostumbran al sabor o, lo que es peor, lo consideran como un castigo). Únicamente las he recomendado a algún niño (no a sus padres) cuando él decide dejar de morderse las uñas pero se olvida y vuelve a hacerlo, sirviendo la sustancia como “recordatorio” de que no se las quiere morder. Siempre, cuando un niño tiene una de estas, llamemos compulsiones, tiene que pensarse si no es una manifestación de estrés o ansiedad, lo que de siempre se decía “nerviosismo”. Si se encuentra una causa, lo ideal sería eliminarla, en lo posible.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar