Tengo una niña de 14 meses y en general sólo quiere estar con su padre. En ocasiones puntuales tales como, momentos en que se despierta por la noche llorando, yo soy la que acudo a ella, pero en cuanto aparece su padre, entonces se quiere ir con él, y no hay forma de que yo consiga calmarla. Hace unos días la niña se desperto a media noche y en ningún momento quiso que yo la arropara. Cuando esta su padre prefiere irse con él, es más a él le da abrazos y se deja abrazar por él, cosa que por mi, no hay manera, con los besos ocurre lo mismo, ya no se que hacer, estoy optando por dejar que ella escoja, y eso significa que cada vez que quiere irse con su padre no la obligo a que se quede conmigo.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Esperar, y hacerlo sin manifestar ningún tipo de ansiedad o “enfado” delante de la niña. La inmensa mayor parte de los niños pasan etapas de “papitis” y de “mamitis”, siendo completamente normal. Que pueda influir aquella etapa (ya pasada) de separación forzada, no me atrevo a asegurarlo, pero tampoco a no hacerlo. Nunca conoceremos completamente a los niños. Si, como me explica, la “admite” por la noche cuando se despierta, si es que no aparece su padre, diría que es mejor que no aparezca, con el fin de que la niña vaya valorando las atenciones de mamá, que son idénticas a las de papá. “De desagradecidos está el mundo lleno”, aunque en estos casos, a pesar de que cueste, no se le debe dar valor.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar