Tengo un hijo de 8 años y todavía continua chupandose el dedo. No se que hacer porque lo he intentado todo y no hay manera de que lo deje. ¿Qué puedo hacer?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

El hábito de chuparse el dedo suele haber desaparecido antes de la edad del niño, aunque algunos persisten con ello. Es importante investigar si, aparte de esto, el niño presenta algún signo o síntoma que puedan orientar a un cuadro más complejo. Si, como dice, lo ha intentado todo, difícilmente podré añadir nada más, como no sea el recomendarle que evite “ridiculizarle” por su hábito solo o cuando esté con alguien (familia, otros niños, etcétera), no castigarle, ya que no se trata de una acción mal hecha voluntaria. En muchas ocasiones es más efectiva la “crueldad” de los compañeros de colegio que nuestras actuaciones. En realidad el problema tenderá a solucionarse cuando el niño, por la causa que sea, tome conciencia de que no quiere hacerlo, pero se olvida y vuelve a ello. Cuando esto sea así, se le puede ofrecer ponerle en los dedos una sustancia desagradebla de sabor, no como castigo, sino para que, cuando se lleve la mano a la boca, el mal sabor le recuerde que no quiere hacerlo. Si no lo consigue y el niño no tiene otros problemas concomitantes, no le mire, no le diga, no le riña, no le ofrezca, deje que sea él mismo quien lo solucione, como es lo habitual.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar