Mi hijo lo pasa mal cada vez que le toca el régimen de visitas de su padre ya que el niño empezó a conocer a su padre a la edad de 8 meses y le ve cada dos o tres meses y a partir de los tres que ya los tiene puede irse con el a su ciudad natal que es en Menorca, nosotros vivimos en un pueblo de valencia y el niño me pide que vaya con él en avión porque su padre es un completo desconocido y no se que hacer porque la justicia no contempla este caso, quiero decir que no hace distinción en una ruptura normal a una ruptura como la mía en esto quiero referirme a que mi hijo no ha convivido con ambos padres en ningún momento de su vida y creo que eso es malo para el no se espero me pueda ayudar no se si llevar al niño al psicólogo infantil o si hay otro posible especialista en estos casos.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

La convivencia con el padre, aunque sea de manera periódica y durante unos días, es útil. La figura paterna es muy importante. Es muy probable que el “perfecto desconocido” deje de serlo a través del contacto. El que durante una temporada acompañe usted al niño es algo que tiene que ser consensuado con el padre. Podría ser una solución. No obstante la consulta con un psicólogo infantil puede ser muy útil, más dirigida a ustedes, los padres, que al niño, cuya reacción encuentro completamente normal. Existen, por otra parte, muchos libros escritos por especialistas en el tema que podría ayudarles bastante.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar