Tengo un niño de 29 meses. Lo he llevado al otorrino y me dicen que posiblemente haya que operarlo de vegetaciones. El niño está con frecuencia con fiebre y sin tener nada, además respira por la boca constantemente y está siempre cargado de nariz. incluso siempre ha tenido muchos problemas para comer y muy habitualmente al terminar de comer incluso se vomita. ¿Puede tener todo relación? ¿Es conveniente operar de vegetaciones? ¿Hay complicaciones? ¿Cuando se recomienda operar?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

La adenoidectomía (extirpación de las vegetaciones) tiene dos tipos de indicaciones, siempre y cuando el tamaño de las adenoides hagan sospechar que pueden ser la causa o influir en ella de manera clara: Indicación infecciosa. Otitis media aguda recidivante, otitis media crónica, asociada hipoacusia, mastoiditis o colesteatoma (crecimiento en el oído medio de tejido epitelial). En la otitis serosa (otitis media con derrame) muchos otorrinolaringólogos opinan que la adenoidectomía debería estar en la segunda línea de las actuaciones, ante el fracaso de la colocación de tubos de aireación timpánicos y siempre por encima de los cuatro años de edad. Sinusitis o rinofaringitis crónica que no sean de origen alérgico, con la evidencia clínica y radiológica de hipetrofia adenoidea, que persiste a pesar de tratamiento antibiótico correcto. Indicación mecánica. Hipoventilación secundaria a una importante y crónica obstrucción de las vías aéreas superiores, responsables de ronquidos nocturnos, incluso síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (el niño deja de respirar durante unos segundos mientras duerme). En este caso puede estar indicada la adenoidectomía o bien, o además la extirpación o reducción de las amígdalas palatinas (las anginas). Obstrucción nasal persistente que no tenga un origen alérgico, que ocasiona una manifiesta alteración en la respiración e importante alteración del habla, con evidentes signos clínicos y radiológicos de hipertrofia adenoidea. Los beneficios de la adenoidectomía, aunque esté bien indicada, son imprevisibles. No debe esperarse la solución total de los trastornos que la han indicado, aunque sí su mejoría. No existe una edad establecida para la realización de la intervención, que está en función de su indicación. En general se prefiere esperar a los tres o cuatro años, aunque puede practicarse (por la gravedad o la recurrencia de las infecciones) en la etapa de lactante. La intervención consiste en rebanar las adenoides mediante un instrumental especial, sometiendo al niño a anestesia general (corta y superficial). No existe ninguna intervención que esté exenta al cien por cien de complicaciones, pero no son frecuentes.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar