Buenas tardes. Mi hijo de casi 3 años ha vuelto a hacerse pipí en la cama aunque este verano ha estado sin pañal perfectamente. Se lo he vuelto a poner por las noches y los moja muchísimo aunque tomamos la decisión de quitárselo para que aprenda pero cada noche hace pipi en la cama, aunque no le demos agua antes de dormir y va al lavabo dos veces antes de acostarse. En el cole no tiene problemas para ir al baño, pero en casa no avisa ni va por él mismo y se lo hace encima en el sofá, de pie, sentado en su silla. He probado castigarle y nada, se lo explico bien y con cariño y sigue igual. Estoy desesperada porque no paro de poner toallas en todos los lados porque busca cualquier lugar para hacer pipi…¿Qué puedo hacer?

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

Habría que profundizar más, pero tengo la impresión de que el niño está utilizando hacerse pipí encima como un medio de mantener la atención de la familia sobre él. Casi me atrevería a asegurar que la recaída ha comenzado con el inicio del curso escolar, aunque es mucho aventurar por mi parte.

Si nunca hubiese tenido el control de esfínteres, le diría: "no se preocupe, es normal por edad". Lo que preocupa en el caso del niño es que se trata de una recaída cuando ya dominaba el pipí.

"¿Qué puedo hacer?" Comprobar con el pediatra que no existe algún problema físico responsable de la "incontinencia", que no creo. Cargarse de paciencia y procurar no dar ninguna importancia al asunto.

Con todo el cariño del mundo, sin reñirle ni agobiarle ni castigarle, el niño debe irse dando cuenta que, sin que suponga un problema, él va a sentarse en su sillita nada más, pero no en el sofá, porque "después huele mal". Cuando se le escape el pipí no cambiarle inmediatamente. Él debe darse cuenta que es molesto ir mojado, pero no como castigo, sino como "ahora no puedo cambiarte, ya lo haré cuando acaba de hacer tal o cual cosa". Si el pipí se escapa justo cuando vamos a salir de paseo, se suprime el paseo, porque "no me gusta que vayas mojado de pipí por la calle" y ahora no voy a cambiarte otra vez.

Si no se le hace más caso, si no se comenta el "drama" con la familia o amigos en presencia del niño, de la misma manera que demostró su madurez controlando los esfínteres y lo sigue demostrando manteniendo a la familia en vilo, el problema desparecerá, pero sin perder en ningún momento la paciencia. Serios y firmes pero no punitivos ni enfadados.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar