Tengo un bebe de 9 meses que se cansa mucho cuando la pongo boca abajo. Sabe arrastrarse pero enseguida se cansa y me reclama. Continuamente oigo que le dicen "pero, qué ganduleta". Considero que esa frase no es muy estimulante para ella ¿es correcto? ¿Que debo hacer para estimular el gateo de forma positiva?

Respuesta de Elena Fernández - Sonia Martínez

Muchas gracias por contarnos tu preocupación en estos instantes. Sería estupendo que podáis comentar este tema con vuestr@ pediatra para descartar que, en principio, no hay ningún problema de desarrollo fisiológico que le esté impidiendo el avance a vuestro bebé. Cada niño tiene un ritmo diferente para gatear, andar y demás. Es estupendo que podáis observar cuál es su ritmo y estimularle con sorpresas que le hagan arrastrarse hacia el objeto que desea. En esta situación, la prueba es para el bebé y para los mayores, ambos deben cumplir su parte, uno avanzar y el otro dejar que avance por sí solo. Siempre habrá personas alrededor que den su opinión (recordemos que es su opinión y puede diferir de la nuestra), pero lo importante es que comprendamos que todos somos co-educadores de los bebés y niños, y hay frases que no son ni positivas ni estimulantes, o ¿acaso por decir “ganduleta” la niña correrá?: Es vital manejar un lenguaje estimulante y positivo “venga, que tú puedes!” y crear para el bebé un entorno seguro para alcanzar sus logros. Hay que vigilar el proceso del etiquetado y evitar juzgar a la persona, sino criticar los actos: Cambiemos el “eres malo” por “eres estupendo pero has hecho algo que está mal”. Hagamos prevención y evitemos las etiquetas porque en adelante serán un problema para el desarrollo emocional del niño.

También podéis jugar a intentar cogerla “corre que te pillo” y ponerse detrás de ella sonriendo. También ponerla en un punto y vosotros alejados en otro punto y desafiarla para que venga y cuando llegue la recibamos con un fuerte abrazo, un besito o una caricia y un soplido. Si empezamos con distancias cortas y cada día incrementamos un pasito sería genial. Todos los pequeños avances hay que premiarlos. También introducir transversalmente pequeños esfuerzos para que consiga las cosas y para ello se necesitará que todo lo que utilice en su día a día esté un poco más lejos de su alcance (los peluches o sonajeros preferidos, los juguetes que quiera). Alejarlos de su zona de seguridad (a la que llega fácilmente) fomentará esa tendencia a ejercitar toda su motricidad (acercarse a lo que quiere) y esa curiosidad por llegar a aquello que desea (poner su juguete más en lo alto, algo alejado, etc), consiguiendo una mayor estimulación del bebé. También recomendamos que puedas darle masajes sin que tus dedos dejen de tocar su piel en ningún momento, para que sienta que tiene un cuerpo estupendo y lo sienta en movimiento. La música también estimula mucho la motricidad gracias a su ritmo, así como jugar a dar palmas cuando va avanzando, hecho que también le reforzará cuando se le aplauda cuando llegue al sitio. Seguro que encontráis  formas que se ajusten a los gustos de vuestro bebé. ¡Adelante, siempre adelante!

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Inteligencia emocional

Últimas consultas en Inteligencia emocional

Te puede interesar