Adopción

Adoptar un niño suele ser el último recurso de los aspirantes a mamás y a papás que no han logrado tener un hijo de forma natural, o bien no han obtenido un embarazo a través de los diferentes métodos de reproducción asistida.  Un hijo adoptado es un hijo a todos los efectos, tanto en el aspecto legal como en el más importante de todos, el afectivo y el emocional. ¿Se puede querer a un hijo adoptado como si fuera uno biológico? La respuesta es, sí, por supuesto que sí. Las mamás y los papás que han adoptado un niño, o que tienen la intención de hacerlo, suelen vivir procesos muy costosos, y no sólo desde el punto de vista económico, sino, sobre todo, desde el punto de vista del desgaste emocional que el proceso de adopción comporta. Queremos ser una guía para todos los futuros papás que inician esta andadura: te explicamos todo lo relacionado con los diferentes procesos de adopción, los trámites, a dónde debes dirigirte y cuáles son los obstáculos psicológicos y emocionales a los que puedes enfrentarte. También te decimos cómo responder a las preguntas más frecuentes de los niños adoptados. 

Todo sobre Adopción