Mi bebé y yo

Inseminación artificial: ¿cómo se realiza?

( 1 voto) load

Si quieres tener un hijo, pero han pasado algunos meses y no logras quedarte embarazada, puedes optar por la inseminación artificial. Te explicamos en qué consiste esta técnica, cuál es su precio, qué es la inseminación artificial casera y si la cubre la Seguridad Social. 

Si deseas quedarte embarazada y llevas varios meses intentándolo con tu pareja sin conseguirlo, es momento de acudir al médico para que os aconseje cuáles son los pasos a seguir para lograr el embarazo. Tanto si acudes a la sanidad pública como si vas a la privada, un equipo de especialistas estudiará el caso y os recomendará una técnica de reproducción asistida para lograr la concepción. Entre ellas, la más conocida y habitual es la inseminación artificial. 

La inseminación artificial consiste en la introducción de esperma en el útero de la mujer (inseminación artificial intrauterina) con el fin de lograr el embarazo. Esta técnica está indicada en casos de infertilidad masculina leve, como teratozoospermia, astenospermia y/o oligozoospermia leve, o cuando se presentan dificultades para mantener relaciones sexuales completas. También está recomendada cuando existen problemas reproductivos femeninos, como una alteración en el ciclo ovárico, endometriosis leve o anomalías en el cuello cervicouterino. La inseminación artificial también se aplica cuando tanto el hombre como la mujer tienen problemas reproductivos o todo lo contrario, cuando todo está aparentemente bien pero no se consigue el embarazo natural. Este último caso se denomina esterilidad de origen desconocido.

Tipos de inseminación artificial

Existen dos tipos de inseminación artificial en función de la procedencia del semen:

  • La inseminación artificial conyugal (IAC): el semen que se introduce en el útero de la mujer pertenece a su pareja. 
  • La inseminación artificial de donante (IAD): el semen empleado proviene de un donante del banco de esperma. Se suele realizar cuando no existe pareja masculina o en casos en los que no es posible utilizar el semen de la propia pareja por mala calidad o enfermedad.

Además de estas dos modalidades, también existe la inseminación artificial casera. En este caso, normalmente es el ginecólogo el que se ocupa de la técnica. Sin embargo, es la propia mujer o su pareja la que introduce la cánula de inseminación con el semen en la vagina. No es necesario realizarlo en la consulta del ginecólogo, sino que se puede realizar en casa. De ahí su nombre.

¿Cómo se realiza la inseminación artificial?

Para que la inseminación artificial sea exitosa, es necesario que al menos una de las dos trompas de la mujer sea permeable y que el semen cumpla con unos requisitos básicos de calidad. Una vez se ha concentrado el semen en espermatozoides móviles y se ha reducido el fluido seminal, el recuento de espermatozoides móviles ha de superar los 3 millones de espermatozoides/ml. También es importante descartar la presencia de enfermedades infecciosas. Los pasos de la inseminación artificial son los siguientes:

1. Desde el segundo día de la menstruación, se estimula el ovario de la mujer con hormonas implicadas en el ciclo menstrual.

2. Se realiza una ecografía para controlar el número de posibles óvulos fecundables que hay en los ovarios y se calcula el día idóneo para realizar la inseminación.

3. En el laboratorio, se analiza la muestra de semen y se separan los espermatozoides de buena calidad del resto.

4. Estos espermatozoides se depositan mediante una delgada cánula en la cavidad uterina. La técnica es indolora. 

5. Unas dos semanas después de la inseminación, la mujer se realiza una prueba de embarazo si no le ha venido la menstruación.

Aunque generalmente la deposición del semen se realiza en el útero, en función del lugar donde se deje el semen, se pueden distinguir cuatro técnicas: inseminación artificial intratubárica, intravaginal, intracervical o intrafolicular.

Precio de la inseminación artificial y Seguridad Social

La inseminación artificial cuesta, aproximadamente, entre 300 y 800 euros por ciclo. Sin embargo, si te estás planteando someterte a una inseminación artificial, debes saber que la Seguridad Social se hace cargo de ello en el caso de mujeres que no pueden quedarse embarazadas de forma biológica, ya sea por un problema de fertilidad, por ser mujeres solteras o porque su pareja es también una mujer. De todas formas, cabe tener en cuenta que las listas de espera de la Seguridad Social son muy largas. Por este motivo, durante la última década, han proliferado las clínicas privadas de reproducción asistida.

..........

¿Te estás planteando someterte a una inseminación artificial? ¿Te hiciste una en su momento para lograr el embarazo? ¡Queremos conocer tu experiencia! Compártela con otras mamás en el Salvamamás.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Inseminación artificial: ¿cómo se realiza? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)