Mi bebé y yo

Los métodos más extraños para que "venga la cigüeña"

( 0 votos) load

Una clasificación de las diez técnicas que, según antiguas creencias o teorías sin fundamento médico, ayudan a quedarse embarazada. ¿Pueden funcionar?

Cuando una pareja decide tener un hijo, se pone en marcha un mecanismo complejo, que, entre ansiedad y expectativas frustradas, a menudo, empuja a la mujer o al hombre a llevar mal este tiempo de espera. Ya sea para evitar el riesgo de esperar durante interminables meses o, simplemente, para que no se diga que no lo han intentado todo, muchas mujeres recurren a una serie de métodos extraños para facilitar la concepción. Lori Green LeRoy, autora de un texto que ironiza sobre la fertilidad, titulado The Inadequate Conception – From Barry White to Blastocytes: What Your Mom Didn’t Tell You About Getting Pregnant (La concepción inadecuada: de Barry White a los blastocitos. Lo que tu mamá no te contó acerca de quedarte embarazada), ha propuesto un top ten de técnicas que, según antiguas creencias o teorías sin fundamento médico, ayudan a quedarse embarazada.

El primero y, tal vez, el más conocido, es el método que se basa en la gravedad. Quedarse acostada con las piernas levantadas inmediatamente después de mantener una relación sexual sin protección facilitaría el camino de los espermatozoides hacia los ovarios.

Luego pasamos a las oraciones e invocaciones a las distintas deidades protectoras de la fertilidad. En la cultura popular, hay varias personalidades tradicionalmente identificadas como protectoras de las mujeres que desean ser madres, desde Afrodita a la diosa hindú Aditi.

Algunas personas piensan que poner un elefante de cerámica a ambos lados de la puerta de la habitación en la que se desea concebir un hijo es un buen augurio, así como dejar una estatua de un dragón en la mesilla de noche de la pareja,  que tendría la función de hacer más fértil el esperma.

Hay también gente que afirma que beber una cucharada de jarabe para la tos todos los días durante la semana antes de la ovulación ayuda a que el moco vaginal sea más propenso a facilitar el camino a los espermatozoides. ¡Cuidado con resfriarse cuando no queráis tener un hijo!

Otros confían en complejos algoritmos o gráficos igualmente complicados, que indican el período exacto de la ovulación.

Hay quienes prefieren creer en el poder potencial de los cristales, concretamente, del cuarzo rosado, de calcedonia o del ahumado, que, situado alrededor de las zonas íntimas femeninas, aumentaría las posibilidades de concepción. Por desgracia, no se especifica cómo colocar los cristales en el momento de máxima intimidad.

Por último, pero no por ello menos original, el método “Chai-Yok”, un baño vaginal de vapor que se realiza filtrando unos 14 tipos de hierbas diferentes.

¿Qué os parece? Puesto que ninguno perjudica la salud, ¿valdría la pena probarlos o es mejor seguir métodos científicos? ¿O hay que dejar que la naturaleza siga su curso y disfrutar de nuestra pareja, dejándonos de dragones, elefantes y cristales?

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Los métodos más extraños para que "venga la cigüeña" Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)