Tengo dos bebés (mellizas) de 7 meses. Una de ellas, Lucía, duerme bien por la noche desde casi el primer mes. Sin embargo, a Raquel le costó más dormir unas cuantas horas seguidas si llorar, hasta que a los 3 meses ya dormía por la noche unas 8 horas seguidas. Además, cuando se despertaba estaba tranquilita hasta volver a coger el sueño.

Respuesta de Dr Luis Dominguez

Cuando vemos pasar un cochecito de gemelos no solemos darnos cuenta de que los padres de gemelos tienen, además de la obvia dificultad que supone criar dos niños en vez de uno, que dar a cada uno de esos niños su espacio individual y respetar sus diferencias.

 

Hasta enunciado así parece más fácil de lo que es. Los hermanos están educados en un ambiente similar y por los mismos padres pero sus vivencias y necesidades son distintas y nuestras respuestas deben serlo necesariamente. Hay personas más sensibles que otras a los cambios y, por lo que cuenta, parece que ése es el caso de su hija Raquel.

En el desarrollo del apego de los niños a sus padres, que comienza desde el mismo momento del nacimiento, los especialistas diferencian varias etapas. El vínculo de apego es el lazo afectivo que une al bebé con sus padres, fundamentalmente con la madre. Este vínculo está plenamente establecido a los seis / ocho meses de edad, momento en el que los niños suelen mostrar ansiedad o enfado cuando se les separa de sus padres. La reacción de su hija puede deberse a ese hecho y a que, por su carácter y personalidad o por estar más o menos madura, el cambio la haya afectado más que a su hermana. Por lo que nos dice en su carta hace un mes que su niña duerme mal.

En principio es tiempo suficiente para que se haya acostumbrado al cambio pero hay niños que necesitan más tiempo o más atención de sus padres para lidiar con esas emociones. Le aconsejo que sea muy constante con las rutinas, los horarios, que les haga muy evidente su atención cuando está con ellas y que vigile que acude al colegio contenta. Lo normal es que si la niña va a la guardería contenta y continúa con la rutina familiar todo vuelva rápidamente a la normalidad. Procure ofrecer a sus hijas, todos los días antes de ir a la cama, un rato de atención en el que les lea un cuento o simplemente las mime, les ayudará a ir a la cama más tranquilas. Espero haberle sido de ayuda.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Educación del sueño

Últimas consultas en Educación del sueño

Te puede interesar