Mi bebé y yo

La AEP elabora una guía para padres sobre alimentación complementaria

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

El documento actualiza las recomendaciones para la introducción de alimentos en la dieta del lactante, más acordes a los datos científicos más recientes. Además, dedican un apartado especial al Baby-led weaning. ¡Aquí tienes toda la información!

La Asociación Española de Pediatría (AEP), a través de sus Comités de Nutrición y Lactancia, ha elaborado una guía sobre la alimentación complementaria con recomendaciones para padres y familiares.

Este documento recopila toda la evidencia científica disponible sobre este aspecto de la alimentación infantil. El momento de la introducción alimentos sólidos o líquidos, distintos a la leche materna o a una fórmula infantil, como complementos y no como sustitución de la misma.

Asimismo, esta guía ayuda a resolver dudas y dedica una parte importante al Baby-led Weaning (BLW). Se trata de una forma de ofrecer la alimentación complementaria guiada o autorregulada por el bebé.

Recomendaciones sobre baby-led weaning

Según el doctor José Manuel Moreno Villares, coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación, “se trata de una técnica cada vez más utilizada mediante la que los padres deciden la alimentación que dan al bebé, permitiéndole escoger por sí mismo la comida y la cantidad que desea”.

Para ello, según se recoge en la guía, el bebé se sienta en la mesa con la familia durante las comidas y se le empieza a ofrecer la misma comida que al resto, siempre en trozos pequeños y blandos, apropiados a su desarrollo psicomotor.

El bebé se alimenta por sí solo desde el principio, empezando con las manos y, posteriormente, se van introduciendo los cubiertos. Desde el inicio del BLW el aporte de leche continúa siendo a demanda.

BLW: ventajas e inconvenientes

Sin embargo, el coordinador de este Comité ha explicado que “muchos padres optan por un BLW mixto mediante el que se permite que el bebé experimente por sí mismo con la comida, pero a la vez se le da algún puré o papilla en alguna de las comidas”.

  • La variante mixta se conoce como BLISS (Baby Led Introduction to Solids), y esta guía asocia algunas ventajas a su aplicación.
  • Destacan el incremento de la duración de la lactancia materna o el fomento de la alimentación perceptiva y basada en señales de hambre y saciedad del niño.
  • Como ha subrayado este experto, independientemente del método de alimentación complementaria escogido, “la formación a las familias es muy importante. Resulta esencial educarles sobre las normas básicas de prevención de atragantamientos y sobre los alimentos no recomendables”.
  • En cualquier caso, “este método no aporta más beneficios nutricionales que otros. La filosofía que debe estar detrás de cómo ofrecer los alimentos a los lactantes es la alimentación perceptiva, que tiene como pauta interpretar las claves que el lactante trasmite a la hora de comer y que hace que la alimentación se adapte de forma individualizada a cada bebé”.

Mantener la lactancia hasta los seis meses, mínimo

La guía recomienda mantener la lactancia materna de forma exclusiva durante los seis primeros meses de edad.

A partir de ese momento, se debe añadir paulatinamente el resto de los alimentos, mientras se mantiene la lactancia materna durante el tiempo que el niño lo desee.

Este documento explica de forma detallada los motivos de esta recomendación, los riesgos que podría conllevar una introducción precoz de la alimentación complementaria, así como algunas recomendaciones de cuándo introducir alimentos potencialmente alergénicos.

ACCEDE AQUÍ A LA GUÍA DE ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA DE LA AEP

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)