Síguenos
Mi bebé y yo

¿Por qué es importante el DHA para el bebé?

patrocinio
El DHA es un nutriente básico para el desarrollo del cerebro y la visión del bebé. Varios estudios han demostrado científicamente sus beneficios en la dieta de los recién nacidos. ¡Toma nota de su importancia!

El DHA (acrónimo de ácido docosahexaenoico), es un ácido graso omega-3 que se encuentra de forma natural en la leche materna y en ciertos alimentos. Es un elemento fundamental para el correcto desarrollo del bebé. La futura mamá deberá tomar alimentos ricos en DHA durante el embarazo para garantizar la correcta formación del feto. Posteriormente, la importancia del DHA para el bebé desde los primeros meses de vida es de gran relevancia para su desarrollo visual, así como para el desarrollo del cerebro.

Importancia del DHA para el bebé

El 80% del crecimiento del cerebro se produce durante los dos primeros años de vida. En este período de desarrollo intensivo, la alimentación juega un papel muy importante, y entre los alimentos más relevantes se encuentra el DHA. Este ingrediente es un elemento estructural fundamental tanto para el desarrollo del cerebro como el desarrollo visual del recién nacido. La visión del pequeño se encuentra en la fase inicial de su desarrollo en el momento de nacer y no es hasta más adelante, pasadas seis semanas, que el pequeño empieza a reconocer la cara de su mamá. Posteriormente, el bebé va desarrollando la visión semana a semana hasta que a los 12 meses ya es capaz de enfocar un objeto al otro lado de la habitación. Así, la visión del niño va desarrollándose hasta los cinco años aproximadamente y para hacerlo de forma adecuada necesita el DHA.

vision bebe enfamil

¿Cómo le puedo dar DHA a mi hijo?

La leche materna es el mejor alimento para los bebés, contiene de media un 0,32 % de DHA (omega 3) del total de ácidos grasos. Este ingrediente se puede encontrar también de forma natural en pescados grasos como salmón, atún y caballa. Si bien es cierto que la lactancia materna proporciona la mejor nutrición para el bebé, en caso de que no sea posible, deberías asegurarte de que la leche que escojas contenga DHA a niveles adecuados.

En la actualidad hay un conjunto de leches infantiles de fórmula que contienen DHA en su formulación, como por ejemplo Enfamil Premium 2, que contiene un 0,3% de DHA de ácidos grasos totales. Estudios científicos realizados con las fórmulas de Enfamil han demostrado que un 0,3% de DHA es la concentración necesaria para favorecer el desarrollo visual normal del bebé. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha establecido también que esa concentración es la adecuada para el desarrollo visual normal del lactante. Esta fórmula, unida a una dieta variada, aporta 100 mg de DHA al día, la ingesta diaria recomendada para lactantes de 6 a 12 meses. 

 

DHA en el embarazo

Durante el embarazo y, más adelante, en período de lactancia, las mujeres deben tomar diariamente 200 mg de DHA, además de la ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 para adultos (250 mg de DHA y EPA). La importancia del DHA durante la gestación radica en que este ácido graso resulta de gran importancia para la correcta formación del feto, especialmente durante las primeras etapas del embarazo.

Los alimentos ricos en DHA son, entre otros, el salmón, la sardina, la caballa y el arenque. Durante el embarazo, es recomendable tomar dos porciones de pescado azul a la semana, con el fin de garantizar la ingesta de este ácido graso. Sin embargo, no se recomienda consumir más cantidad, ya que este pescado puede contener contaminantes. 

Aviso importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición para tu bebé. En caso de que la lactancia materna no sea posible, Enfamil Premium 2 es adecuado para bebés mayores de 6 meses, como parte de una dieta variada. Antes de cambiar a la alimentación con fórmulas artificiales, consulta al pediatra.

+ info: www.enfamil.es

VOLVER AL ESPECIAL PAUTAS DE ALIMENTACIÓN INFANTIL




Te puede interesar

Registro