Síguenos
Mi bebé y yo

7 consejos para alimentar a tu bebé con biberón

patrocinio
Cuando alimentas a tu hijo con biberón, es importante tener en cuenta algunas pautas para hacerlo bien y consultar con un profesional sanitario sobre la mejor forma de alimentar a tu bebé. ¡Toma nota de estos siete consejos para dar bien el biberón! 

En el momento de empezar a dar el biberón, es importante establecer una rutina adecuada para el pequeño. Es normal dudar al principio sobre si el bebé tiene hambre o no, pero pasado un tiempo, empezarás a familiarizarte con las señales que te envía tu hijo para decirte que ha llegado la hora de comer. Por ejemplo, cuando hace movimientos al despertarse, si mueve la cabeza y la boca, si se chupa los dedos. Veamos a continuación unos prácticos consejos para alimentar a tu bebé con biberón.

Consejos para alimentar a tu bebé con biberón 

  1. Procura darle de comer antes de que empiece a llorar. Debes tener en cuenta que si el bebé llora porque tiene hambre te está enviando una señal tardía de que necesita comer. Eso significa que deberías haber saciado su necesidad antes de que el pequeño tuviera que recorrer al llanto para pedirte comida. 
  2. Antes de empezar con la toma, prepara todo lo necesario. Cada bebé sigue sus pautas a la hora de tomar el biberón. Algunos incluso hacen una pausa para dormir un ratito, y luego se despiertan para seguir comiendo. Una vez conozcas las rutinas de tu peque, es importante que prepares todo lo que vas a necesitar antes de empezar con el biberón: encontrar una posición cómoda, tener a mano toallitas por si se derrama leche, etc. 
  3. Procura que la tetina esté siempre llena. Al dar el biberón al bebé es importante que mantengas la tetina llena de leche para evitar que el pequeño trague aire. Si la tetina se aplasta, dirígela suavemente hacia la comisura de la boca del bebé para liberar el vacío. Si la tetina se obstruye, sustitúyela por otra tetina esterilizada.
  4. Sujeta al bebé en posición casi vertical. Coger al bebé en esta posición a la hora de darle el biberón, casi vertical, con la cabeza apoyada le permite poder respirar y tragar con comodidad.
  5. No dejes solo al bebé. Debes evitar dejar al bebé alimentarse él solito con el biberón en posición vertical, ya que podría ahogarse con la leche.
  6. Realiza pausas para que el bebé eructe. El bebé puede necesitar realizar pausas breves durante la toma con el fin de poder eructar de vez en cuando. Así que resulta importante saber que cuando no quiera comer más, debes sujetarle en posición vertical y frotarle suavemente o darle unos golpecitos suaves en la espalda hasta que expulse el aire mediante un eructo.
  7. Conoce la cantidad de alimento que necesita. Al final de la primera semana de vida, la mayoría de los bebés necesitan entre 150 y 200 ml de leche por kilogramo de peso al día, hasta cumplir los seis meses. Esta cantidad varía de un bebé a otro, pero puedes tenerla como referencia para saber qué cantidad de alimento necesita. Ante cualquier duda, sigue las recomendaciones del pediatra.

Por otro lado, de cara a la toma nocturna, puede resultarte útil realizarla con una iluminación baja y hablando con una voz tranquila para evitar despertar demasiado al niño. Una vez el pequeño haya comido, debes colocarle en la cuna tranquilamente con la finalidad de que vuelva a dormirse plácidamente. 

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, en caso de que no sea posible puedes optar por una leche de fórmula. 

+ info: www.enfamil.es

VOLVER AL ESPECIAL PAUTAS DE ALIMENTACIÓN INFANTIL




Te puede interesar

Registro