Mi bebé y yo

Prueba del talón: en qué consiste y qué detecta

( 15 votos) load
facebook twitter whatsapp

La prueba del talón es un examen sencillo que permite detectar de forma precoz una serie de enfermedades congénitas, que comportan graves problemas en el bebé. Descubre, en este artículo, cuáles son, en qué momento se realiza este examen y qué enfermedades detecta.

La prueba del talón que se practica a los bebés nada más nacer ayuda a detectar la aparición de graves retrasos en su desarrollo mental y físico. Pero ¿en qué consiste exactamente esta prueba? ¿Cuáles son las enfermedades que detecta?

¿Qué enfermedades detecta la prueba del talón?

La prueba del talón consiste en la extracción de unas gotas de sangre mediante una simple punción en el talón. Se trata de un primer paso para detectar enfermedades metabólicas congénitas, como el hipotiroidismo congénito o la fenilcetonuria, patologías que provocan importantes problemas, pero que, si se descubren y tratan a tiempo, no dejan secuelas y los afectados pueden llevar una vida normal.

La prueba del talón se realiza a todos los recién nacidos en los primeros días de vida, siguiendo las instrucciones de la matrona sobre si se ha de hacer o no una segunda extracción. Es importante que sus resultados se conozcan lo antes posible. Y es que, en caso de detectarse una metabolopatía en el niño, el tratamiento se inicie lo antes posible, con el fin de evitar la aparición de graves complicaciones.

prueba talon ejemplo1

Fenilcetonuria: síntomas y tratamiento

Se trata de una patología hereditaria que se produce por el defecto de una enzima que no metaboliza bien la fenilalanina, un aminoácido esencial para el cuerpo, pero que, al acumularse en exceso, provoca retraso mental severo y problemas en el aparato locomotor.

La fenilcetonuria se manifiesta a través de la aparición de eccemas cutáneos, microcefalia, hiperactividad, movimientos espasmódicos en brazos y piernas, convulsiones y postura anormal de las manos.

(Te interesa: Convulsiones febriles y sin fiebre)

Estos trastornos se pueden evitar si se aplica el tratamiento adecuado, que consiste en tomar una dieta baja en fenilalanina, por lo que se debe eliminar el consumo de alimentos que lo contienen: huevos, leche, pescados, edulcorantes, etc. Es muy importante mantener esta dieta hasta, al menos, los 21 años de edad.

Hipotiroidismo congénito: síntomas y tratamiento

Esta enfermedad tiene un origen genético. Se produce cuando la glándula tiroides no segrega bien la hormona T4. Esta hormona es esencial en el desarrollo del cerebro y, además, controla los niveles de grasa corporal e interviene en el desarrollo físico.

Las personas que tienen hipotiroidismo congénito sufren retraso mental, obesidad y problemas de crecimiento. Los primeros síntomas en el bebé se manifiestan en forma de ictericia, lengua prominente, piel reseca, tendencia a la somnolencia y disminución de la vitalidad.

(Te interesa: Ictericia en el bebé: qué hay que hacer)

El tratamiento que se debe mantener es de por vida y consiste en administrar dosis correctas de la hormona T4. Se ha demostrado que las personas que han seguido de forma correcta y precoz el tratamiento han logrado un desarrollo intelectual completamente normal a lo largo de la infancia y la vida adulta.

prueba talon ejemplo2

¿Por qué se repite la prueba del talón?

En principio, la prueba del talón se realiza una única vez. La muestra de sangre extraída al recién nacido se recoge nada más nacer en el mismo hospital y se envía al laboratorio para su análisis específico.

Una vez obtenido el resultado, se envía por carta o por teléfono a los padres del bebé, indicando si este es positivo o negativo, así como los pasos a seguir en caso de haber detectado alguna alteración.

No obstante, en algunas circunstancias, se debe repetir la prueba del talón y tomar una segunda muestra de sangre:

  • A las 72 horas del nacimiento, si se ha tenido que realizar una transfusión de plasma al bebé.
  • A los 15 días del nacimiento, si el peso del bebé es inferior a dos kilos y medio, o bien en caso de ser prematuro de menos de 37 semanas de gestación.
  • A los tres meses del nacimiento, si el bebé ha recibido una transfusión de sangre con concentrado de hematíes.
  • En cualquier momento que el laboratorio o el equipo médico considere oportuno, en caso de necesitar un análisis más exhaustivo, o bien se necesite comprobar un resultado.
  • Si el recién nacido es síndrome de Down.
  • Si el parto ha sido múltiple.
  • Si la madre sufre una enfermedad de las tiroides.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Lo que es una lástima es que en unas comunidades se busquen unas enfermedades y en otras no,a mi niño le diagnosticaron tirosinemia del tipo 1 a las 6 semanas de vida,a raiz de entrar en fallo hepático,si en mi comunidad se hubiese buscado esa enfermedad,no hubiésemos tenido que pasar por todo lo que estamos pasando,uci,etc... :(