Síguenos
Mi bebé y yo

La nueva normativa i-Size, un avance en seguridad

patrocinio
En la actualidad, la nueva normativa i-Size está conviviendo con la normativa europea ECE R44/04. Te explicamos cuáles son las principales novedades de la i-Size con respecto a la normativa anterior y por qué supone un gran avance en seguridad.

I-Size es la normativa europea para el uso de sistemas de retención infantil que entró en vigor en 2013, y que convive con la R44/04. La normativa i-Size clasifica las sillas de coche según la altura del niño, y no según su peso, como hace la R44. Esta normativa también obliga a que los niños viajen en el sentido contrario a la marcha, por lo menos, hasta los 15 meses, ya que se ha demostrado que ésta es la posición más segura para los niños en caso de choque frontal. Todos los dispositivos i-Size ofrecen una mayor protección de la cabeza y del cuello del niño en caso de impacto lateral y frontal.
La normativa i-Size garantiza la compatibilidad de todos los dispositivos i-Size con los asientos etiquetados i-Size en un coche.
Durante los próximos años, las dos normativas estarán vigentes, y los fabricantes podrán elegir homologar sus productos bajo una u otra normativa.

Las novedades de la normativa i-Size

La fase 1 de la normativa i-Size, que comprende los dispositivos integrales con ISOfix hasta 105 cm (actuales grupos 0 y 1 en la R44/04), exige que los fabricantes de sillas de automóvil fabriquen sillas que permitan sentar a los niños en sentido contrario a la marcha hasta que tengan 15 meses. Las sillas de automóvil actuales del grupo 0+ no son lo suficientemente grandes para que los niños más altos se sienten en sentido contrario a la marcha hasta alcanzar los 15 meses. Además de las sillas de automóvil del grupo 0+, los fabricantes deben ofrecer sillas de automóvil más grandes o sustituir las del actual grupo 0+ por sillas que puedan acomodar a los bebés en sentido contrario a la marcha durante más tiempo.

La fase 2 de la normativa i-Size, que entró en vigor en julio de 2017, regula el uso de los asientos elevadores, que deberán ir siempre con respaldo. Se trata de dispositivos no integrales, en los que el ocupante va sujeto con el cinturón de seguridad del automóvil, y que están homologados para los niños más mayorcitos, a partir de 100 cm de estatura. Serían los equivalentes a los grupos 2 y 3 de la normativa R44/04.

En esta fase 2, se establecen dos categorías de dispositivos: los de carácter universal, para niños de entre 100 y 135 cm, y con una anchura máxima de 440 mm; y aquellos para vehículos específicos, que permiten llevar a niños de 135 a 150 cm de altura, y con una anchura máxima ampliada a 520 mm. Existen, por tanto, restricciones en las dimensiones externas del producto y también en las internas, que deberán ajustarse al 95% de los niños (rango de altura).

Requisitos de la instalación ISOfix

Se hace especial hincapié en el uso de sillas de automóvil instaladas con ISOfix, la reducción de instalaciones inadecuadas y la eliminación de un uso incorrecto de las sillas de automóvil para niños. Las normativas también imponen requisitos a los fabricantes de coches. Desde 2013, ISOfix debe estar presente en todos los coches nuevos. 

Etiquetado i-Size para coches

Desde julio de 2013, los fabricantes de coches pueden etiquetar sus sillas de automóvil con el logotipo de i-Size. Las sillas de automóvil estarán equipadas con anclajes ISOfix y todas las sillas aprobadas por i-Size se podrán utilizar con el etiquetado de i-Size. El suelo del coche que queda delante de una silla de automóvil i-Size siempre debe ser lo bastante sólido para soportar la fuerza de las patas de apoyo, incluso en caso de que haya un compartimento de almacenamiento debajo.

Requisitos de altura

La normativa ECE R44/04 no incluye requisitos relativos al tamaño del niño. Con la normativa i-Size, cada paso de la escala de altura va asociado a una altura y anchura de hombros mínimas, así como a una determinada anchura de cadera. Casi todos los niños con el tamaño de cabeza indicado caben en la silla. Además de la altura, i-Size tiene en cuenta el peso máximo del niño que se va a sentar para los dispositivos de hasta 105 cm (fase 1). No ocurre lo mismo con los asientos elevadores con respaldo (fase 2), donde no se establecen limitaciones de peso para niños. 

Requisitos para la protección ante impactos laterales

Aunque las organizaciones de consumidores llevan años probando la protección ante impactos laterales en las sillas de automóvil, la normativa ECE R44/04 no incluye requisitos relativos a estas pruebas. La normativa i-Size incorpora varios criterios sobre protección lateral, lo que implica que en todas las sillas de automóvil i-Size se han hecho pruebas de impactos laterales, y todas ofrecen protección frente a estos. Las sillas de automóvil sin dicha protección desaparecerán del mercado con la retirada progresiva de ECE R44/04.

Reducción de las instalaciones inadecuadas

La fase 1 de i-Size establece un número de requisitos para reducir la instalación inadecuada y un uso incorrecto de las sillas de automóvil. Un montaje con inserción y cinturón de seguridad para el mismo producto no es posible con la normativa i-Size. ISOfix minimiza el riesgo de una instalación incorrecta.

Para más información: www.mimame.es

VOLVER AL ESPECIAL SEGURIDAD EN EL COCHE




Te puede interesar

Registro