Mi bebé y yo

El milium facial del recién nacido

( 1 voto) load

Cuando el bebé tiene pocos días, es muy frecuente la aparición de alteraciones en la piel, especialmente en la de la cara. La mayor parte de estos problemas no tendrán ninguna complicación y ni siquiera será necesario tratarlos. A continuación, despejamos tus dudas sobre el milium facial del recién nacido.

El milium es una de las afecciones más frecuentes en los bebés recién nacidos. El milium, o milia (cuando se presenta en grupo), también conocido popularmente como "engordaderas", es una pequeña pápula blanca que aparece comúnmente en la cara, la parte superior del torso, el cuero cabelludo o en las manos. Según la Stanford School of Medicine, el milium aparece en aproximadamente el 40% de los bebés a los pocos días de nacer.

(Te interesa: Dermatitis atópica: síntomas, causas y tratamiento)

Aspecto y efectos del milium facial en el recién nacido

El aspecto del milium facial del recién nacido es de unas pequeñas pápulas, de entre uno y dos milímetros de diámetro, de un color blanco amarillento. Su color se debe a las células que componen estos quistes de milium, restos de queratinocitos (encargados de producir la queratina).

Muchas mamás se preocupan por el milium facial del recién nacido, por si pudiera causar fiebre, picores u otro tipo de molestias, pero deben estar tranquilas en este sentido. El bebé no siente escozor ni dolor de ningún tipo durante el brote.

(Te interesa: Tratar la dermatitis del pañal: paso a paso)

Cómo tratar el milium facial en bebés

No hay que frotar ni tratar de quitarle los granitos al bebé, porque podría dañarle o dejarle marcas. Al tratarse de un problema cuyos efectos no van más allá de una simple erupción sin molestias, normalmente, no se necesita ningún tratamiento específico, aunque es aconsejable limpiar la zona con el mismo jabón para recién nacido que tengas en casa.

El milium facial del recién nacido suele desaparecer de forma espontánea al cabo de unas semanas. En algunos casos, puede alargarse hasta los cuatro meses, si su aparición se ha dado cuando ya es más mayor, o si le ha aparecido en zonas más sensibles, como pueden ser la boca o los ojos.

(Te interesa: Consulta al pediatra: Mi niña tiene manchas rojas)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)