Síguenos
Mi bebé y yo

Medidas de seguridad al viajar en coche

patrocinio
¿Vas a realizar un viaje en coche con los niños estas vacaciones? Es muy importante que siempre que subas al coche con tu peque tengas en cuenta algunas medidas de seguridad. 

El verano es tiempo para relajarse, irse de vacaciones en familia y viajar. ¿Vas a viajar en coche con tus hijos próximamente? Muchas familias españolas optan por viajar en coche durante las vacaciones familiares de verano, por lo que resulta básico tomar nota de algunas precauciones a tomar con el fin de que el viaje en coche sea seguro y tranquilo. 

Seguridad en el coche

Las familias que se desplazan en automóvil deben tomar algunas medidas de seguridad para garantizar al niño un transporte no sólo agradable, sino, sobre todo, seguro. Los pediatras y las autoridades no se cansan de repetir que los niños que viajan en coche siempre deben hacerlo en una silla de seguridad. De hecho, los accidentes de tráfico constituyen la primera causa de muerte en Europa en la franja de niños de entre cinco y 13 años. Sin embargo, el uso correcto de los sistemas de retención infantil puede marcar la diferencia.

Debes tener en cuenta que el uso de sillas de seguridad reduce el riesgo de mortalidad en un 69%, en el caso de los bebés menores de un año, y en un 47%, en la franja de entre uno y cuatro años. Y es que un niño que viaje "suelto" en el habitáculo del vehículo o en brazos de un adulto está en peligro. Un golpe insignificante o una frenada brusca pueden ser suficientes para poner en peligro su salud y su propia vida. Cuando un automóvil circula a 50 km/h y choca contra un obstáculo, el coche se detiene, pero los cuerpos de los pasajeros continúan desplazándose a 50 km/h. A esta velocidad, la masa de un niño que pesa 10 kilos se traduce en 400 kilos. No existen brazos en el mundo capaces de sujetar este peso. 

A pesar de toda esta información, los papás españoles todavía no demuestran una sensibilidad total hacia la seguridad infantil en el coche. No todos los niños viajan de forma segura y el riesgo es altísimo. Resulta de vital importancia que el niño viaje utilizano un sistema de retención infantil adecuado a su peso y edad, colocado en el asiento trasero del coche. Las principales asociaciones pediátricas recomiendan transportar al niño en sentido opuesto al de la marcha, como mínimo, hasta los dos años y, después, en función del peso y de la altura, hasta los tres años. 

Dos consideraciones

  • Evita que el viaje se haga pesado: para que el viaje no resulte demasiado pesado, se puede salir muy temprano por la mañana, de manera que el bebé, una vez bien colocado en la silla de seguridad, pueda volver a dormirse. Si el viaje es largo, es indispensable programar algunas paradas (cada dos horas, aproximadamente), para permitir que el niño baje del coche, se distraiga y camine un poco.
  • Ten en cuenta que el niño puede marearse en el coche: la cinetosis es un trastorno del sistema neurovegetativo que provoca náuseas, sudoración, palidez, malestar general y, en los casos más severos, vómito. Se trata de un trastorno muy frecuente (la franja de edad más afectada es la de entre dos y diez años), y puede manifestarse en otros medios de transporte. El movimiento o los estímulos visuales u olfativos también pueden provocar el mareo.

+ info: www.jane.es



Registro