Mi bebé y yo

Volar con bebés: lo que debes saber

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

¿Vas a viajar en avión y te falta información sobre qué debes tener en cuenta al volar con bebés? Te resumimos las principales directrices de las compañías aéreas con respecto a los menores de dos años y te damos unos prácticos consejos para un vuelo seguro y agradable. ¡Toma nota!

Lo más importante que debes saber es que el bebé puede volar en avión desde el momento en que nace, aunque lo más prudente es hacerlo a partir de las dos semanas de vida si el viaje es corto y a partir del primer mes de vida si el viaje es muy largo. 

Al volar con tu bebé, deberás tener en cuenta dos factores básicos para preservar su bienestar durante el vuelo. En primer lugar, es importante mantener al pequeño bien hidratado aumentando la frecuencia de las tomas, ya que el bebé es más susceptible a deshidratarse. En segundo lugar, debes tener en cuenta que los cambios de presión durante el vuelo pueden causar molestias en los oídos del bebé, provocándole malestar. Una buena manera de evitarlo es haciendo que el niño succione al despegar y aterrizar, cuando se producen los mayores cambios de presión.

Por otro lado, debes recordar que los niños menores de dos años no pagan billete de avión y, por lo tanto, no tienen derecho a asiento, sino que deben viajar en la falda de un adulto con un cinturón de seguridad especial. Aunque no tengan asiento, los bebés pagan el seguro de viaje, en caso de querer contratarlo, y llevan su propia tarjeta de embarque. 

(Te interesa: Guía útil para viajar con niños en avión)

Volar con bebés: 4 cosas a tener en cuenta

A la hora de volar con bebés, cada compañía tiene sus propias directrices y política de empresa con respecto a los derechos y deberes de los bebés en el avión. A continuación, te detallamos las premisas básicas a tener en cuenta, aunque, cuando compres billetes de avión, deberás consultar las pautas específicas de la compañía que hayas elegido.

- Los menores de dos años no ocupan asiento. Sin embargo, aunque no hayan cumplido los dos años y no ocupan asiento, los bebés pagan una parte reducida de la tarifa según la compañía. Por otro lado, si prefieres que el bebé ocupe un asiento, pasará a ser tratado como los niños de entre 2 y 11 años. Al ocupar asiento, deberás llevar una silla de coche homologada (sello de calidad de la UE,ECE R44/03 o ECE R44/04) en la que el bebé viajará teniendo en cuenta las normativas de seguridad.

- A partir de los dos años, sí ocupan asiento. Debes tener en cuenta que, si el bebé va a cumplir los dos años antes de finalizar el viaje, su billete tiene que adquirirse con la tarifa de niños para la totalidad del vuelo.

- Puedes elegir qué hacer con el cochecito. Cuando viajas con tu bebé y llevas cochecito, tienes la opción de permanecer con él hasta el momento de embarcar en el avión o facturarlo como el resto de equipaje. Si lo llevas hasta la puerta del avión, podrás tenerlo en cabina si la disponibilidad de espacio del vuelo te lo permite. En caso contrario, será retirado por el personal de vuelo, depositado en bodega y entregado en la puerta del avión a la llegada.

  1. Dispones de cunas-confort para bebés de hasta 11 kg aproximadamente. En vuelos intercontinentales, las compañías disponen de un número determinado de cunas en cada avión. Estas cunas deben reservarse con anterioridad y, dependiendo de la clase en la que viajes, pueden tener un coste adicional. El peso máximo dependerá de cada compañía.

(Te interesa: Inventan una cama para viajar con el bebé en avión)

Consejos para volar con bebés

El embarque. Normalmente, las compañías otorgan preferencia a las familias con niños a la hora de embarcar. De no ser así, deberás esperar a subir con el resto de pasajeros. Si tienes los asientos asignados, no es necesario que hagas cola de pie para subir al avión.

A bordo del avión. Una vez dentro del avión, recuerda mantener al niño bien hidratado durante todo el vuelo, ya que el aire del interior del avión produce una ligera deshidratación. Para evitar inconvenientes con los oídos durante el vuelo, es bueno que el bebé succione, ya sea el biberón o el chupete durante las fases de despegue y aterrizaje.

'Kit' de imprescindibles. No olvides llevar como equipaje de mano los siguientes utensilios para el bebé: biberón, toallitas desinfectantes para chupetes y pezones, un paquete de cambiadores impermeables y desechables, pañales, bolsas de plástico y ropa de cambio.

Comer en el avión. Si viajas con un lactante que toma biberón, es aconsejable que prepares tantas dosis como sean necesarias en el transcurso del trayecto. Los biberones se pueden almacenar en una bolsa a temperatura ambiente y el personal de cabina se encargará de calentarlos en su momento. 

(Te interesa: Viajar en verano: 10 consejos para irte tranquila)

Y tú ¿encuentras complicado volar con bebés? ¡Comparte tu opinión con otras mamás!

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Mi hijo realizó su primer vuelo intercontinental (Sevilla-Madrid-Tokio) a los 3 meses, y la experiencia fue óptima: la aerolínea te da prioridad en todo momento, las azafatas te ayudan en todo lo que necesites (al enterarse de que daba pecho, me trajeron una botella de agua de 1.5l y me dijeron que les pidiera más cuando necesitara), nos pusieron cunita (aunque apenas la usamos), etc.
Un mito es el de que los menores de un año no pagan nada, pero no es cierto: suelen pagar un 10% del billete, pero lo bueno es que tienen derecho a llevar la misma cantidad de equipaje que un adulto.
Un consejo por mi parte para vuelos muy largos con bebés: llevar el disco de lactancia. En mi caso, yo me olía que mi bebé no iba a querer la cuna del avión (lo metí varias veces, pero no aguantó en ella más de 10 minutos), de modo que llevé el disco de lactancia, que me ayudó a descansar no solo cuando mamaba, sino también cuando dormía.
Un saludo y a viajar con los peques!!
Yo viajé ,con mi hijo anthony al poco de nacer tenía dos meses.
El viaje fue a gran canaria desde vigo , haciendo escala en Madrid.
Y la verdad tenía mis miedos por el hecho de que llorase mucho y molestara al resto de los pasajeros.
De hecho cuando te ven con un bebé ya suelen poner mala cara.
Yo nunca lo entenderé,antes de ser madre nunca me molesto ,y ahora menos.
Con eso quiero decir que mi experiencia fue muy buena con mi niño para allá,pero a la vuelta como era de noche y ,le cuesta mucho dormir,pues lloro todo el vuelo desde Madrid a Vigo.
Pero ,no lo veo como una mala experiencia,al contrario,fue algo inolvidable y,cuando sea mayor le puedo enseñar su primer billete de avión.
Este año ,volveré a volar con el teniendo un año y poquito.
Y será otra nueva experiencia,para los dos.