Síguenos
Mi bebé y yo

La importancia de la experiencia multisensorial

patrocinio
Estudios recientes sugieren que la estimulación multisensorial, táctil, olfativa, auditiva y visual, favorece el desarrollo social, emocional, cognitivo y físico de los bebés. ¡Te lo explicamos en detalle!

Cada día que pasa, tu bebé aprende cosas nuevas. El pequeño capta los estímulos del mundo que le rodea y aprende rápido, absorbiendo los conocimientos como una esponja y creciendo física y mentalmente. En este proceso de aprendizaje de su entorno, los padres tienen un papel muy destacado, ya que pueden ayudar al pequeño a desarrollarse saludablemente a través de la estimulación. ¿Cuándo se desarrollan los sentidos de los bebés? ¿Cuál es el sentido más desarrollado en el recién nacido? ¿Cómo podemos estimular el desarrollo cognitivo del pequeño a través de experiencias sensoriales? Te damos las claves a continuación.

Las claves de la estimulación de los sentidos

El cerebro de un bebé crea hasta 1,8 millones de nuevas conexiones sinápticas por segundo, y las experiencias del bebé determinarán cuáles son las sinapsis que se conservarán. La estimulación multisensorial, lo que el bebé siente, huele, oye y ve, contribuye a fomentar la supervivencia de las conexiones sinápticas a largo plazo.

La estimulación es fundamental en las primeras etapas del desarrollo. En los primeros tres años, se produce un desarrollo rápido de la mayor parte de las vías neuronales cerebrales que favorecen la comunicación, la comprensión, el desarrollo social y el bienestar emocional1.

  • La estimulación de varios sentidos envía señales al cerebro que refuerzan los procesos neuronales para el aprendizaje. A través de experiencias multisensoriales sistemáticas, las investigaciones demuestran que los bebés obtienen beneficios saludables para su desarrollo, como reducción del estrés en lactantes sanos y prematuros3,4, y mejor calidad y cantidad de sueño en bebés sanos5, así como mayor ganancia de peso en prematuros6, lo que contribuye a adelantar la fecha de alta hospitalaria.
  • Las experiencias cotidianas de la vida del bebé pueden desarrollar y estimular sus sentidos y proporcionar a los padres una oportunidad para fomentar la capacidad de su bebé para aprender, pensar, amar y crecer. Un ritual sencillo de baño y masaje es una oportunidad ideal para crear una experiencia multisensorial. 
  • El baño representa una oportunidad para aumentar el contacto piel con piel (estimulación táctil) y el contacto ocular directo, así como la introducción de nuevas texturas, visiones, sonidos y olores que pueden estimular los sentidos táctil, visual, olfativo y auditivo del bebé. En concreto, el sentido del olfato está directamente relacionado con la memoria: el aroma de la madre puede aliviar el llanto del bebé; mientras que se ha demostrado que un olor agradable durante el baño provoca un efecto relajante tanto al bebé como a los padres7.
  • Un ritual que incluye un baño templado seguido de un masaje hidratante suave y un tiempo de relajación es una intervención conductual científicamente avalada5 y sencilla para mejorar la calidad y la cantidad de sueño de los bebés. Si el baño y el masaje se realizan dentro del ritual diario, se ha demostrado que los beneficios de la estimulación multisensorial contribuyen a generar un entorno predecible y de menor estrés para el bebé y sus padres.
  • Si se alienta a los papás a ver los rituales diarios, como el baño y el masaje, como oportunidades para la estimulación multisensorial, pueden crearse experiencias duraderas que contribuyan al desarrollo general saludable del bebé.

1Eliot L. What’s going on in there? USA: Bantam Books, 1999.

3White-Traut RC, Schwertz D, McFarlin B, et al. Cortisol salival y respuestas comportamentales en recién nacidos sanos a intervenciones multisensoriales únicamente táctiles. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 2009; 38:22-

4Hernandez-Reif M, Diego M, Field T. Los bebés prematuros muestran una disminución de las conductas y la actividad de estrés después de 5 días de terapia de masaje. Infant Behav Dev. 2007;30(4):557-561

5Mindell JA et al. Rutina de "buenas noches" diaria: impacto en el sueño en niños pequeños, así como en el estado de ánimo de la madre. Sueño. 2009;23:599-606

6White-Traut RC et al. Efecto de la intervención auditiva, táctil, visual y vestibular en la duración de la permanencia, la alerta y la evolución de la alimentación en bebés prematuros. Dev Med Child Neurol. 2002;44:91-97

7Field T, Cullen C, Largie S, et al. El baño con aceite de lavanda reduce el estrés y el llanto, además de favorecer el sueño en niños muy pequeños.Early Hum Dev. 2008;84(6):399-401

Para más información: www.johnsonsbaby.es

VOLVER AL ESPECIAL ESTIMULA SUS SENTIDOS




Te puede interesar

Registro