Mi bebé y yo

Los beneficios de la natación para bebés

( 18 votos) load
facebook twitter whatsapp

La natación para bebés no solo supone una experiencia agradable para el pequeño, sino que también ejerce efectos positivos en el desarrollo psicofísico del pequeño. ¡Averigua por qué!

La natación para bebés, también llamada matronatación, es un excelente ejercicio que favorece el desarrollo psicofísico del pequeño, además de estimular sus capacidades y reforzar el vínculo del bebé con su mamá o su papá. Seguidamente, te enumeramos los beneficios que esta práctica tiene para el bebé.

¡Conócelos, uno a uno!

Con las actividades acuáticas, el corazón y los pulmones se refuerzan, porque el niño aprende a respirar correctamente. De hecho, en la vida diaria, solo utilizamos una tercera parte de nuestra capacidad pulmonar. En el agua, por el contrario, activamos la respiración abdominal, es decir, aquélla que hincha el abdomen y pone en movimiento el diafragma, músculo que transmite el ritmo adecuado a los pulmones.

Como el niño ha de vencer la resistencia del agua, cada movimiento efectuado le permite desarrollar una mayor fuerza.

En la piscina, también mejora la coordinación, ya que la ausencia de gravedad permite desarrollar cualquier ejercicio o juego con mayor agilidad. Todos los músculos se activan armoniosamente

Ni las articulaciones ni el esqueleto se ven sometidos al estrés producido por pesos que el niño no está en condiciones de soportar.

La acción producida por el agua en la piel estimula y activa la circulación. Y es que contrae y dilata los vasos sanguíneos a un ritmo correcto, de manera que también las terminaciones neuromusculares encuentran el tono adecuado. 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)