Mi bebé y yo

Ectasia piélica fetal: ¿qué es?

( 1 voto) load

¿Sabes qué es la ectasia piélica fetal? El médico puede detectarla durante una ecografía de control del embarazo. Este diagnóstico que afecta al bebé puede resolverse de forma espontánea, pero no siempre es así. Te lo contamos. 

La realización de las ecografías y los ultrasonidos a lo largo del embarazo permiten detectar muchas complicaciones, entre las cuales se encuentra la denominada ectasia piélica fetal o hidronefrosis, que afecta a los conductos excretores que salen del riñón provocando una dilatación en la zona por donde la orina pasa.

Por lo tanto, cuando la futura mamá acude a realizarse una ecografía de control del embarazo, puede que el ginecólogo le comente que el feto tiene ectasia o dilatación en alguna zona por donde pasa la orina. El lugar más frecuente para observar una dilatación es la pelvis renal, aunque también se puede observar en cálices, uréteres, uretra, etc. Se detecta en el 0,6 y el 4,5% de los embarazos y es más frecuente en el sexo masculino y en el lado izquierdo. Es importante tener en cuenta que el control ecográfico que determina que el bebé padece una ectasia piélica es solo un diagnóstico, ya que la mayoría de esta complicaciones se resuelven cuando el bebé cumple unos meses de vida.

(Te interesa: Complicaciones durante el embarazo: ¿qué puede pasar?)

Causas de la ectasia piélica fetal

Cuando se diagnostica a un bebé de ectasia piélica, ésta tiene que ver con las hormonas maternas circulantes o por el aumento de la diuresis fetal. No es necesario alarmarse ante este diagnóstico, sino que simplemente deberás seguir un control ecográfico más exhaustivo a medida que avance el embarazo y, cuando el bebé nazca, se le realizarán todos los controles necesarios para saber hasta donde llega el problema, pudiendo resolverse espontáneamente. En definitiva, el diagnóstico ecográfico no siempre significa que el bebé vaya a nacer con un problema. 

Las causas de la ectasia piélica fetal son muy diversas. Puede deberse a factores que le ocurren en el feto, como si produce demasiada orina o si la vejiga no le funciona bien, o a factores que afectan a la madre, como haber bebido en exceso. 

Problemas que la ectasia piélica puede ocasionar al bebé

Si el recién nacido padece ectasia piélica tras el parto, los médicos buscarán si padece uno de estos trastornos:

- Anomalías que provocan obstrucción. La más frecuente de estas anomalías es un estrechamiento en la unión entre la pelvis y el uréter, que se asocia a ectasias de gran tamaño. También puede tratarse de una obstrucción de la uretra.

- Patologías no obstructivas. En un porcentaje aproximado de entre el 10% y el 20% de las ectasias, se puede detectar reflujo vesico-ureteral en el bebé. Esta situación se produce cuando la vejiga en vez de vaciar la orina solamente hacia la uretra, también lo hace hacia el uréter y el riñón.

- Por otro lado, si el pediatra observa que el recién nacido padece un cuadro febril sin una causa aparente, analizará si puede tratarse de una infección urinaria. 

(Te interesa: Infección de orina en el bebé: el pediatra responde)

Pruebas si el bebé nace con ectasia piélica

Si el bebé nace con una dilatación prénatal mayor de 15 mm, se le realizará una ecografía durante los primeros días de vida. En función de los resultados, los médicos decidirán si se le hacen otras pruebas de imagen para buscar causas que necesiten cirugía y para valorar la función de sus riñones.

Si, en cambio, el bebé padece una ectasia piélica leve o moderada, se le practicará una ecografía entre las dos y las cuatro semanas de vida. En este caso, puede ocurrir:

- Que haya desaparecido la ectasia piélica. En este caso, no se hará ninguna prueba más, a menos que el pediatra indique hacer un seguimiento en caso de sospechar de una posible infección urinaria.

- Que la dilatación continúe. En este caso, el seguimiento de la ectasia piélica se hará de forma individualizada y será el pediatra el encargado de determinar la evolución y tratamientos a seguir. 

(Te interesa: 6 anomalías frecuentes en los recién nacidos que no deben preocuparte)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)