Mi bebé y yo

Cómo dormir a un bebé de 0 a 3 meses

( 3 votos) load

¿Un sueño tranquilo todas las noches? Para la mayoría de las mamás no es así. Te ofrecemos los puntos críticos a la hora de poner a dormir al bebé y los consejos de los especialistas sobre cómo dormir a un bebé de 0 a 3 meses. ¡Descúbrelos!

El sueño nocturno del bebé, o saber cómo dormir a un bebé, es uno de los temas que más preocupan a las mamás y los papás, sobre todo, cuando el niño es muy pequeñito y reclama la presencia continua de la mamá para comer o para buscar consuelo.

En este artículo enumeramos algunas de las principales situaciones a las que se enfrentan las mamás de bebés de entre cero y tres meses con respecto al sueño o la forma de dormir del pequeño, y qué hacer en cada caso.

Cuál es el mejor momento para dormir a un bebé

La experiencia de muchos padres, confirmada por numerosos estudios realizados en los laboratorios del sueño, demuestra que, en los niños, la hora más propicia para dormir al bebé se sitúa entre las 19 y las 21:30 horas.

Superado este momento, el pequeño tendrá mayores dificultades para dormir, por una razón muy sencilla. Cuando se está cansado, las posibilidades son dos: o se deja la actividad y uno se pone a dormir, o bien, si se está obligado a permanecer despierto, el organismo reacciona produciendo un plus de adrenalina, la hormona necesaria para afrontar situaciones de emergencia: la presión arterial sube, el corazón se acelera, nos sentimos llenos de energía y, de repente, el sueño desaparece. En este supuesto, el pequeño está invadido por una gran energía y, antes de que se tranquilice y consiga dormirse, deberá pasar una hora, el tiempo necesario para eliminar la adrenalina puesta en circulación. Precisamente por esta razón, los niños que, por la noche, se entretienen con juegos excitantes tienen más dificultades para dormir.

(Te interesa: Cuentos para dormir: ¡los 10 mejores!)

Cuántas horas debe dormir un bebé

La duración del sueño  y la edad en que cambian los hábitos nocturnos varían dentro de un esquema bastante fijo, aunque con diferencias individuales. Seguidamente, ofrecemos unas pautas puramente indicativas, que no deben preocupar si un niño no las cumple exactamente.

- Después de las primeras semanas de vida: entre la sexta y la octava semana, un recién nacido duerme de media unas 16 horas al días, distribuidas en seis o siete períodos a lo largo de las 24 horas.

- A partir del tercer o cuarto mes: el número de períodos de sueño disminuye, reduciéndose a cuatro o cinco y cerca de dos tercios del tiempo de sueño están concentrados en el período nocturno, más o menos de las ocho de la tarde a las seis de la mañana. En este período, las probabilidades de que el pequeño llore durante la noche son muy elevadas.

- Después de los seis meses: hay probabilidades de que el niño pueda pasar la noche entera sin despertarse. Muchos niños duermen 12 horas durante la noche, quizás interrumpidas por breves despertares, y echan una siestecilla de una hora o más o media mañana o a media tarde.

Cómo dormir a un bebé que sólo quiere dormir  en brazos

Muchos niños sólo quieren dormir en brazos, y algunos de ellos tocando el pelo o la oreja de mamá. Y es que la etapa de consuelo físico, casi primitiva, que nace del contacto con el cuerpo de la mamá, es normal en el recién nacido y hasta el primer año de vida. Por ello, es importante establecer rituales del sueño, que tienen un valor concreto y fundamental para la buena marcha del descanso del niño. Más adelante, para favorecer una autonomía progresiva del niño, es importante que aprenda a mediar la presencia materna, cuando se duerme, a través de la lectura de un cuento o de una nana, relajadamente.

(Te interesa: Canciones de cuna y nanas para bebés)

Cómo dormir a un bebé que sólo quiere dormir en el cochecito

Es normal que el pequeño encuentre el movimiento familiar y tranquilizador. Durante la gestación, dormía, mientras la mamá desarrollaba su dinámica vida habitual. Al principio, nos podemos adaptar a esta necesidad, acunándole o paseándole un poquito. Cuando crezca, se dará cuenta de que también puede dormirse estando quieto, simplemente, escuchando una nana.

Cómo dormir a un bebé que se destapa por la noche

Para evitar que el pequeño pase frío durante la noche, al destaparse con sus propios movimientos, lo ideal es utilizar un saquito de dormir. Se trata de una vestimenta que cubre gran parte del cuerpo del bebé, excepto los brazos, que quedan liberados para que no se sienta aprisionado. De esta forma, el pequeño duerme bien arropado toda la noche, evitando el riesgo de enredarse e incomodarse con las mantas y manteniendo su temperatura corporal óptima, de forma regular.

(Te interesa: Colecho: los consejos de la matrona)

(Te interesa: Cunas colecho: todo lo que debes saber)
 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Muy buenos consejos
Invitado - Yula
Muy útil los consejos, gracias.
Invitado - anny gomez
grax si ocupava un consejito mas :)