Semana 21 de embarazo

Semana 21
De Embarazo
¡Se mueve!
PATROCINADO POR
Semana 21 Semana 21

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 21 DE EMBARAZO

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 21 DE EMBARAZO

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 21 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana
El tamaño de tu bebé
Granada
arrow arrow
Granada

A las 21 semanas de embarazo, el sistema digestivo del bebé le permite tragar líquido amniótico, absorber los nutrientes de este líquido en el intestino delgado y pasar el resto de su contenido al intestino grueso. Sus uñas también empezarán a crecer, de la misma manera que tu barriga, ¡que ya será imposible disimular!

En la semana 21 de embarazo, el bebé mide unos 26,7 centímetros y pesa alrededor de 360 gramos. Sus movimientos todavía son actos reflejos, aunque es cierto que, a medida que sus vías nerviosas se desarrollan, se expanden y maduran, el bebé ganará control sobre sus acciones. Su cerebro en desarrollo también empezará a captar señales eléctricas de su cuerpo relacionadas con sensaciones como la presión, el dolor, la luz o la temperatura.

Esta semana, las uñas del bebé empiezan a crecer. Las uñas todavía no se han endurecido, algo que, junto al hecho de que su piel esté recubierta por una sustancia cerosa llamada vérmix, evita que el bebé se arañe a sí mismo. En las niñas, los ovarios han bajado del abdomen a la pelvis. Los testículos de los niños han sufrido un descenso similar, aunque todavía no han llegado al escroto.

Edad del feto: 19 semanas.

Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 21 de embarazo

CóMO CAMBIA TU CUERPO EN LA SEMANA 21 DE EMBARAZO
Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 21

¡A las 21 semanas de embarazo, la barriga ya no se esconde! Tu cuerpo se amolda al rápido crecimiento de tu bebé. Tu útero ya mide, aproximadamente, 20 centímetros, y lo puedes sentir a un centímetro por encima del ombligo. Algunas veces, puede suceder que, además de la cintura, los brazos, los hombros y la cara se "redondeen" a causa de una mayor retención de líquidos. Tu piel, asimismo, está más luminosa y tersa y las arrugas parecen haber desaparecido como por arte de magia.

En la semana 21, el sueño nocturno podría convertirse en discontinuo a causa de los movimientos del bebé o de las molestias de la barriga. En tal caso, podrían serte muy útiles unas tisanas relajantes antes de acostarte. Si el pequeño te despierta continuamente, concéntrate en él y déjate mimar por sus movimientos, intentando recuperar las horas de sueño durante la tarde. ​

Debes saber asimismo que durante el segundo trimestre suelen tenerse más descargas vaginales de lo habitual. Estas suelen ser claras, grasientas o llenas de mucosidad, y no deberían tener un olor fuerte. Si las pérdidas de flujo varían o se espesan, se vuelven más claras y pican, puede que sufras aftas, comunes también durante la gestación y de fácil tratamiento. En cambio, si la descarga vaginal se vuelve amarilla o verde, tiene un olor fuerte, sientes escozor al orinar o tus genitales externos están irritados, debes pedir cita en el médico. Al margen de estas secreciones vaginales, te interesa saber que es posible que, a partir de ahora, sufras pérdidas de orina al toser, reírte o correr, algo que se llama incontinencia por estrés.

Consejos y bienestar en la Semana 21 de embarazo

CONSEJOS Y BIENESTAR EN LA SEMANA 21 DE EMBARAZO
Consejos y bienestar en la Semana 21

A las 21 semanas de embarazo, te ayudará saber que una de las formas más idóneas para evitar los dolores, dormir más plácidamente y reducir el estrés es disfrutar de un buen masaje. Lo primero que debes hacer es consultar con tu médico o matrona si puedes hacerte uno, ya que hay complicaciones como la diabetes o la tensión alta que pueden desaconsejarlo. Después, debes asegurarte de dar con un fisioterapeuta especializado en masaje prenatal.

El sexo será una de tus preocupaciones recurrentes durante esta dulce espera. Si a ti y a tu pareja os apetece mantener relaciones sexuales, deberéis buscar qué posturas compatibles con la creciente barriga os resultan más cómodas, pero insistimos en que el sexo no es nada nocivo para el bebé. Durante las relaciones sexuales, el bebé puede que note algunos de los movimientos, así como el cambio del ritmo cardiaco de la madre, o que note la rigidez del útero en el momento que alcanzas el orgasmo, algo que tampoco le perjudica. Puede pasar, asimismo, que responda a todo ello moviéndose mucho durante el acto o justo después, pero debes tener claro que ni está incómodo ni entiende lo que está pasando. 

Recibe, cada semana, la evolución de tu embarazo

Sigue la evolución de tu embarazo
¡Semana a semana!

PROXIMAMENTE:

Proximamente
Crecimiento y desarrollo en la Semana 22
A las 22 semanas de embarazo, el feto ha superado los 20 centímetros y pesa alrededor de 400 gramos. A partir de ahora, su cerebro aumentará unos 90 gramos al mes. Las pestañas, las manos y las uñas están perfectamente formadas. Las huellas...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 23
En la semana 23 de embarazo, tu bebé ya mide alrededor de 20 centímetros, desde la coronilla hasta las nalgas, y pesa unos 450 gramos.Tiene ya la carita y el cuerpo muy parecidos a los que verás al nacer. El cabello y las cejas adquieren la pigmentació...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 24
A las semana 24 de embarazo, tu bebé ya tiene una longitud de unos 21 centímetros y su peso gira alrededor de los 530 gramos. Su "jornada" está dedicada principalmente al sueño. Duerme unas 20 horas diarias y sus períodos de actividad son muy br...