Semana 25 de embarazo

Semana 25
De Embarazo
¡Sus pulmones ya están formados!
PATROCINADO POR
Semana 25 Semana 25

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 25 DE EMBARAZO

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 25 DE EMBARAZO

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 25 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana
El tamaño de tu bebé
Brócoli
arrow arrow
Brócoli

En la semana 25 de embarazo, el bebé ya tiene pestañas y abre por fin sus ojitos. Su lengua sale de la boca y se mueve hacia los lados. Sus uñas también empiezan a asomar, aunque aún tardarán en alcanzar la punta de los dedos. Su cabeza sigue siendo demasiado grande en comparación con el cuerpo, aunque, poco a poco, irá adquiriendo un tamaño más proporcionado.

(Te interesa: Feto, inteligente incluso antes de nacer)

A las 25 semanas de embarazo, el bebé mide unos 34,6 centímetros desde la coronilla hasta el talón y su peso medio es de 660 gramos. Hasta este momento, todos los bebés crecen a un ritmo similar, pero a partir de ahora, cada uno crecerá en base a su genética y factores ambientales. A medida que avanza la gestación, el funcionamiento de los riñones mejora y el líquido amniótico producido se vuelve cada vez más similar a la orina en composición. Asimismo, el flujo sanguíneo del cordón umbilical y la placenta regulan la temperatura del bebé, manteniéndola lo más parecida posible a la temperatura corporal de la madre.

El proceso de queratinización de la piel prosigue y ésta cada vez se muestra menos traslúcida. Las capas más gruesas de células queratinizadas se encuentran en las palmas de las manos y las plantas de los pies del bebé. A partir de esta semana, se empieza a depositar grasa marrón en su cuello, pecho y espalda, una grasa que, tras el nacimiento, servirá para generar calor y energía.

Edad del feto: 23 semanas.

Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 25 de embarazo

CóMO CAMBIA TU CUERPO EN LA SEMANA 25 DE EMBARAZO
Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 25

En la semana 25 de embarazo, tu barriga ya es una realidad para todos, así que puede ser un momento idóneo para empezar a lucir tu ropa premamá. Sea como fuere, procura no llevar ropa muy ajustada ni de licra. Tu ropa interior, preferiblemente de algodón, debe ser lo más cómoda posible y adaptarse a la perfección a los cambios que está experimentando tu cuerpo, ese que alberga una nueva vida en crecimiento.

Cada vez notas más los movimientos de tu bebé, en especial durante las noches, cuando te tumbas o estás relajada. De hecho, mientras te mantienes activa, durante el día, tu movimiento actúa como una especie de balanceo para tu bebé, lo que favorece que duerma plácidamente.

A las 25 semanas de embarazo, algunas mujeres pueden experimentar insomnio. Las causas de esta dificultad para dormir son de tres tipos. Por un lado, físicas, pues la barriga empieza a ser incómoda y el estímulo de orinar aumenta. Las hormonas también tienen parte de culpa, porque el aumento de estrógeno y progesterona puede alterar el ritmo de sueño vigilia. Los nervios y el miedo al parto aumentan la tensión psicológica dificultando, aún más, la tarea de relajarse y dormir plácidamente.

Es posible que ya hayas padecido algún episodio de ardores y reflujos gástricos. Estos se deben a la hormona del embarazo progesterona, que relaja los músculos del tracto digestivo y ralentiza la digestión. Esto, a su vez, provoca que los jugos gástricos del estómago se derramen en el esófago. A medida que avanza el embarazo, además, el bebé ocupa cada vez más sitio y aplasta el estómago, lo que hace que la futura mamá disponga de menos espacio para digerir la comida, algo que acrecienta las molestias digestivas. En esta etapa, también son frecuentes los gases o flatulencias, que en ocasiones llegan a producir tanto dolor que son confundidos con posibles contracciones

Consejos y bienestar en la Semana 25 de embarazo

CONSEJOS Y BIENESTAR EN LA SEMANA 25 DE EMBARAZO
Consejos y bienestar en la Semana 25

En la semana 25 de embarazo, cuando le quedan 15 para salir de cuentas, la futura mamá debe informar a su empleador de la fecha en la que prevé comenzar su baja por maternidad, que puede cogerse en cualquier momento a partir de las 29 semanas de embarazo. Si una tiene el bebé antes de la fecha prevista para a baja, esta comenzará el mismo día del nacimiento.

Al alcanzar el final del segundo trimestre es probable que aparezca la hinchazón y dolor de piernas y pies, algo que se debe al aumento de peso, los cambios en el centro de gravedad y a las hormonas del embarazo, que también provocan una distensión en los ligamentos de pies y caderas. A la futura mamá le resulta incómodo permanecer de pie largos ratos, con lo que es recomendable que, al caminar, destierres los zapatos de tacón alto –que además pueden desequilibrarte y provocar caídas- y optes por unas zapatillas deportivas con un buen apoyo en el arco para reducir el estrés en la columna y evitar el riesgo de sufrir fascitis plantar. Debes asegurarte, asimismo, que la talla de calzado que usas es la que ahora necesitas y, una vez más, hacer ejercicio de manera regular.

Si durante esta semana te haces una ecografía, verás perfectamente cómo tu bebé da pataditas, bosteza, saca la lengua, se ríe, se lleva las manitas a la boca y no para de moverse. También escucharás los latidos de su corazón, que laten muy rápido, a una frecuencia de entre 120 y 160 latidos por minuto.

Recibe, cada semana, la evolución de tu embarazo

Sigue la evolución de tu embarazo
¡Semana a semana!

PROXIMAMENTE:

Proximamente
Crecimiento y desarrollo en la Semana 26
​En la semana 26 de embarazo, tu hij@ ya mide unos 23 centímetros, desde la cabeza hasta el coxis, y pesa unos 700 gramos. La carita del pequeño se afina y, en la ecografía, ya son del todo visibles las cejas y las uñas de las manos y de los pies. En...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 27
​¡Felicidades, las 27 semanas de embarazo te sitúa en el tercer trimestre del embarazo! Tu bebé pesa alrededor de un kilo y mide unos 35 centímetros. Mientras el pequeño se está preparando para nacer, tú debes estar prep...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 28
​A las 28 semanas de embarazo, tu bebé mide unos 35 centímetros y pesa un poco más de un kilo. Su superficie cerebral, que hasta este momento era lisa, empieza a tener surcos. Los cabellos se alargan y su cuerpo se vuelve más suave y redondeado, como...