Semana 37 de embarazo

Semana 37
De Embarazo
¡Ya falta poco para que nazca!
PATROCINADO POR
Semana 37 Semana 37

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 37 DE EMBARAZO

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 37 DE EMBARAZO

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 37 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana
El tamaño de tu bebé
Melón de invierno
arrow arrow
Melón de invierno

A partir de la semana 37 de embarazo, el bebé ya no se considera prematuro. Ahora, la presión que sentías bajo la caja torácica se trasladará hacia la zona de la pelvis, donde tu bebé ya lleva algunas semanas encajado. El bebé sigue ganando peso, a causa de la grasa que va depositándose en sus miembros y abdomen. Su oído interno y externo ya están totalmente formados.

(Te interesa: Qué hacer si el bebé no se da la vuelta)

En la semana 37 de embarazo, el bebé mide una media de 48,6 centímetros desde la coronilla hasta el talón y pesa unos 2,859 kilos. Ahora, el fino lanugo que cubría su cuerpo empieza a caerse y a perderse en el líquido amniótico, algo que no es peligroso, ya que es una fuente natural de proteínas para el bebé, que lo ingerirá a través del cordón umbilical. En su lugar, el cuerpo del bebé empezará a cubrirse por unos pelitos cortos, finos y sin pigmentar, o vello. El pelo terminal, que es más grueso, aparecerá en sus pestañas, cejas y cuero cabelludo.

Edad del feto: 35 semanas.​

Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 37 de embarazo

CóMO CAMBIA TU CUERPO EN LA SEMANA 37 DE EMBARAZO
Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 37

A las 37 semanas de embarazo, a tu progresivo aumento de tamaño, cansancio y sensación de lentitud e incluso torpeza, ahora se le une el hecho de que, al comer, te sacias más fácilmente, algo que se debe al aumento del tamaño del útero y al desplazamiento y consiguiente compresión de tus órganos. De hecho, durante la gestación, es normal comer más a menudo de lo habitual pero en cantidades más pequeñas, algo que no debe preocuparte siempre que los tentempiés sean saludables.

Cuando tu hijo se haya encajado, es posible que tú te notes algo más ligera, ya que debido al cambio de ubicación de la presión que ejerce el bebé, ahora podrás respirar mejor, pero, en cambio, tendrás más ganas de orinar debido a la presión que este ejerce sobre tu vejiga. Cuando, además, el bebé meta la cabeza en el canal de parto, la barriga se desplazará hacia abajo y hacia delante, con lo que quizás te dé la sensación de que tu abdomen es más pequeño.

¡Estás en la semana 37 de embarazo y se acerca el momento del parto! Para saber cuánto tiempo falta, tu ginecólogo podría aconsejarte un control de la pelvis, que analiza el cuello del útero, el canal del parto, los huesos pélvicos y la presentación del feto. Antes de que el trabajo de parto se ponga en marcha, el cuello del útero es grueso. Durante la fase de dilatación, el cuello del útero se vuelve más fino, y, antes de dar comienzo el parto, está completamente aplastado. A través de este control de la pelvis, también es posible saber cuánto ha bajado el bebé hacia el canal del parto y en qué posición se encuentra.

Consejos y bienestar en la Semana 37 de embarazo

CONSEJOS Y BIENESTAR EN LA SEMANA 37 DE EMBARAZO
Consejos y bienestar en la Semana 37

Esta semana, te entregarán el resultado del cultivo rectovaginal y, de ser positivo, te administrarán un antibiótico durante el parto. En muchos centros públicos, asimismo, te entregarán la historia clínica del embarazo con el objetivo de facilitar las cosas y, en caso de ponerte de parto, podérsela entregar a la persona de guardia para que esta disponga de todos los datos relativos a tu gestación. Si ya tienes el cuello del útero dilatado, quizás te practiquen una amnioscopia para ver el color del líquido amniótico: si es oscuro –debido a la presencia de meconio-, significa que el feto se ha hecho caca dentro del útero y puede estar pasándolo mal, por lo que te ingresarán para inducirte el parto.

Si, a las 37 semanas de embarazo, ya has elegido el pediatra que se ocupará de tu bebé, podría ser conveniente visitarle antes del parto para hablar con él de las primeras cosas que debes hacer y saber inmediatamente después del nacimiento, tales como el cuidado del cordón umbilical, la lactancia, el sueño, etc. Es conveniente, asimismo, que los papás estéis bien informados con antelación de toda la documentación que necesitaréis para registrar al bebé y para darle de alta en los diferentes servicios que le corresponden.

¿Ya has notado el instinto de nido? Se llama así al irrefrenable impulso de preparar la casa para la llegada del recién, de ordenarlo y limpiarlo todo. Si es tu caso, puedes cocinar, organizar y limpiar, pero sin forzar la máquina y sin estar, por ejemplo, mucho rato a cuatro patas, una postura que podría provocar que te pongas de parto antes de tiempo. 

Recibe, cada semana, la evolución de tu embarazo

Sigue la evolución de tu embarazo
¡Semana a semana!

PROXIMAMENTE:

Proximamente
Crecimiento y desarrollo en la Semana 38
A las 38 semanas de embarazo, el peso de tu  hijo supera los 3 kilos, mientras que su longitud se mantiene alrededor de los 48 centímetros. La capa de grasa que lo recubre tiende a deshacerse en parte y permanece en suspensión en el líquido amniót...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 39
​¡Estás de 39 semanas de embarazo y ya falta muy poco para el nacimiento del bebé! El niño es lo suficientemente fuerte y el ambiente en el que, durante nueve meses, ha estado acunado, protegido y cuidado, está resultando demasiado estrecho par...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 40
¡Ya estás de 40 semanas de embarazo! Si el bebé no ha nacido todavía, no tardará mucho en enfrentarse a la vida. El maravilloso viaje en el vientre materno ha terminado. ¡Felicidades, ya eres mamá o estás a punto de serlo...