Semana 8 de embarazo

Semana 8
De Embarazo
¡La placenta le alimenta!
PATROCINADO POR
Semana 8 Semana 8

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 8 DE EMBARAZO

CRECIMIENTO Y DESARROLLO EN LA SEMANA 8 DE EMBARAZO

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 8 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana
El tamaño de tu bebé
Frambuesa
arrow arrow
Frambuesa

En la semana 8 de embarazo, el embrión mide 13 milímetros desde la coronilla hasta las nalgas. Su cabeza, donde ya se perfilan orejas y ojos y donde empieza a formarse la punta de la nariz, es todavía muy grande en comparación con el resto del cuerpo. Por eso, aunque su columna vaya enderezándose poco a poco, la cabeza todavía permanece hacia delante. Esta semana también estarán formados el labio inferior y la mandíbula. Por otro lado, la cola del embrión empieza a desaparecer y acabará siendo reemplazada por los cuatro huesos unidos que formarán el coxis o parte inferior de la columna del bebé

En la semana 8 de embarazo, los ojos y orejas del embrión empiezan a crecer, los dedos de sus pies y manos comienzan a formarse, aunque aún permanecen unidos, y los codos ya son visibles. Durante esta semana, una ecografía confirmará la edad gestacional del feto y servirá también para detectar el latido de su corazón, donde ya se diferenciarán las válvulas aórtica y pulmonar, y que ya late a unos 160 latidos por minuto.

Se trata de un momento muy importante en el desarrollo del feto. En esta fase, su cerebro es una estructura hueca unida a la médula espinal, pero que ahora empieza a torcerse y formar cinco áreas distintas divididas entre el cerebro posterior, formado por puente, médula y cerebelo, y el cerebro medio, donde habita el tálamo y los dos hemisferios cerebrales, que ahora todavía son muy blandos. 

La placenta asume ahora la función de alimentar al feto a través del cordón umbilical. Recibirá comida, oxígeno y agua.

Edad del embrión: 6 semanas.​

Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 8 de embarazo

CóMO CAMBIA TU CUERPO EN LA SEMANA 8 DE EMBARAZO
Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 8

Durante la semana 8 de embarazo, el útero ya empieza a crecer, aunque es probable que la futura mamá todavía no note ningún cambio físico. En concreto, a las 8 semanas de embarazo tu útero ha adquirido el tamaño de un pomelo, cuando antes del embarazo sus dimensiones eran como las de un puño. A partir de ahora crecerá gradualmente y, aunque pase inadvertido, se contraerá continuamente. Conforme crezca el embrión, es posible experimentar calambres o molestias en el bajo vientre y en los costados, así como en las piernas.

Además de experimentar de lleno algunos síntomas del embarazo como las náuseas, la intolerancia a determinados olores, los ardores o un cansancio muy acusado, es probable que también sufras cambios súbitos en tu estado de ánimo. Tranquila, todo se debe a los cambios hormonales que estás viviendo en estos momentos.

Es común a muchas futuras mamás el molesto dolor ciático que, desde las nalgas, llega hasta las piernas. Se trata de una inflamación del nervio ciático, causada por la presión que el útero, que está en crecimiento, ejerce sobre el mismo. Si tú también sufres esta molestia, trata de permanecer tendida sobre el lado opuesto al dolorido para así disminuir la presión sobre el nervio.​

Consejos y bienestar en la Semana 8 de embarazo

CONSEJOS Y BIENESTAR EN LA SEMANA 8 DE EMBARAZO
Consejos y bienestar en la Semana 8

En la semana 8 de embarazo, tu alimentación debe ser rica en hierro, calcio, yodo, zinc, ácido fólico, vitamina D y ácidos grasos omega 3. Para aportar estos nutrientes a tu organismo, tu alimentación deberá ser rica en legumbres, verduras, frutas, carnes magras, huevos, pescados, frutos secos y lácteos. A este respecto cabe señalar asimismo que deberás ser especialmente cuidadosa con la alimentación, tanto en lo que comes como en cómo preparas tu comida: tendrás que lavarte las manos regularmente con agua y jabón, mantener los alimentos en el frigorífico hasta su consumo, servir la comida muy caliente, congelar las sobras enseguida y recalentarlas una sola vez, lavar escrupulosamente los utensilios y superficies de trabajo y ajustar la temperatura correcta en el congelador y el frigorífico.

(Te interesa: Ácido fólico en el embarazo)

Como ya hemos dicho en alguna ocasión, el cansancio es una de las molestias normales del embarazo. Hay una pérdida repentina de energía que puede durar todo el primer trimestre y que debería remitir a partir de la semana 13 de gestación. Durante estas primeras semanas, deberías alternar periodos de descanso y de actividad. El cansancio también podría deberse a una anemia, algo que terminará de confirmar una analítica en sangre. Para evitar la anemia, deberías ingerir alimentos ricos en hierro como las verduras de hoja verde oscuro, la carne roja, los cereales integrales y legumbres, zumo de naranja y de ciruela.

Los mareos son otro de los síntomas propios del embarazo, sobre todo cuando la futura mamá se levanta y, a medida que avanza la gestación, adquiere más volumen. Esto se debe a que el corazón debe trabajar con más fuerza contra la gravedad para hacer que la sangre llegue al cerebro. Hay que intentar levantarse por fases, de acostada a sentada, y luego de pie. El mareo también puede aparecer si se tiene un nivel bajo de azúcar en sangre o si ha permanecido de pie durante mucho rato, ya que la sangre puede acumularse en los pies. Lo mejor es permanecer en movimiento cuando estés de pie para evitar que eso suceda.

En cuanto a tu seguridad, es muy importante que, a partir de ahora, viajes segura en el automóvil. Debes saber que el uso del cinturón de seguridad es obligatorio también durante el embarazo, y que existen dispositivos que la DGT recomienda para colocar el cinturón de seguridad correctamente y evitar daños al feto. Si quieres más información sobre el adaptador de seguridad, haz clic aquí, y si quieres comprarlo, haz clic aquí.

A partir de este momento, tu ginecólogo te explicará que las visitas al médico se realizarán cada cuatro o seis semanas, siempre que no exista algún antecedente o incidente que requiera adelantar la cita.

Recibe, cada semana, la evolución de tu embarazo

Sigue la evolución de tu embarazo
¡Semana a semana!

PROXIMAMENTE:

Proximamente
Crecimiento y desarrollo en la Semana 9
A las 9 semanas de embarazo, la longitud del embrión, desde la cabeza hasta el coxis, es de 22-30 milímetros, y su peso oscila entre 2 y 8 gramos. El rostro del niño adquiere un aspecto mucho más parecido al nuestro. Los genitales, aunque no del todo f...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 10
A las 10 semanas de embarazo, el feto mide unos cuatro centímetros, desde la cabeza hasta el coxis. Ya puede flexionar y estirar los dedos de las manos y de los pies y, como ya tiene un sistema nervioso cada vez más desarrollado, puede reaccionar a las caricias de p...
Crecimiento y desarrollo en la Semana 11
A las 11 semanas de embarazo, tu hij@ mide entre cuatro y seis centímetros, y ya supera los ocho gramos de peso. La cabeza, que constituye la mitad de su longitud total, empieza a enderezarse sobre la espina dorsal; el cuello se alarga y ha tomado forma su cavidad abdomina...