Mi bebé y yo

Correr durante el embarazo: pautas, trimestre a trimestre

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

La practica del 'running' durante el embarazo es algo común entre muchas futuras mamás que disfrutan de una gestación sin riesgos. Pero, ¿cómo correr según la semana del embarazo en la que te encuentras? ¿Qué precauciones tomar? ¡Te lo explicamos!

La practica de running durante el embarazo es una actividad deportiva que podrás realizar o no dependiendo de las pautas indicadas por el médico, ya que correr es un deporte de impacto y puede ser contraindicado durante la gestación. Si el médico considera oportuno que salgas a correr estando embarazada, te indicará que lo hagas de forma suave y sin excesos. Así pues, si ya practicabas running antes de quedarte embarazada, ahora se te exigirá que seas menos activa de lo que estás acostumbrada.

En caso de no haber practicado running antes del embarazo, lo aconsejable es no empezar ahora y esperarse a que nazca el bebé para ponerse con ello. Si este es tu caso, es mejor que apuestes por deportes de bajo impacto como la natación o el yoga prenatal. Ten en cuenta que con el embarazo las articulaciones de tu cuerpo sufren un estrés mayor de lo habitual, especialmente en rodillas, cadera y espalda, lo que puede provocar lesiones con más facilidad. 

Cómo practicar 'running', trimestre a trimestre

Una vez el médico te indique que puedes salir a correr durante el embarazo, es importante que aprendas a escuchar a tu cuerpo. Es decir, no debes salir a practicar running simplemente porque puedes hacerlo según las pautas indicadas del ginecólogo, sino que debes sentirte bien y tener ganas de ello. Si notas que tu cuerpo te pide reposo, escúchalo y céntrate en actividades más tranquilas. 

Primer trimestre del embarazo

Es importantísimo que te tomes la actividad con mucha calma y siempre siguiendo las indicaciones del médico. En caso de notar molestias, no dudes en contactar con él. Ten en cuenta que el peligro de aborto espontáneo que existe durante el primer trimestre de la gestación puede estar indirectamente relacionado, entre otras causas, con sobreesfuerzos, un calentamiento excesivo del organismo y lesiones que se producen al salir a correr. Por otro lado, la practica de actividad física en general puede ayudarte a aliviar ciertos trastornos del embarazo, como las náuseas.

Segundo trimestre del embarazo

Durante este trimestre de la gestación muchas mamás experimentan un bienestar y notan un plus de energía después de haber hecho frente a los cambios de humor propios del primer trimestre del embarazo, cuando las hormonas empiezan a revolucionarse y el cuerpo se prepara para hacer frente a los nueve meses de gestación. Si eres de las futuras mamás que se sienten especialmente bien durante estos meses, aprovecha para salir a correr y disfrutar de esta actividad como si de un paseo se tratara, sin forzarte. 

Tercer trimestre del embarazo

Durante el tercer trimestre de la gestación es cuando las futuras mamás corredoras deben bajar más el ritmo y, si es necesario, sustituir el running por salir a caminar, una actividad mucho más relajada. Ello dependerá de cómo te sientas y de cómo evolucione el embarazo. Una vez más, el médico te indicará las pautas a seguir y, probablemente, te aconsejará disminuir mucho la intensidad. No olvides que durante este trimestre es importante reforzar el suelo pélvico con la practica de los ejercicios Kegel

(Te interesa: Ejercicios Kegel para fortalecer el suelo pélvico)

Precauciones al correr durante el embarazo

La practica de running durante el embarazo implica tener en cuenta ciertas precauciones para evitar lesiones:

  • Problemas de equilibrio. Son frecuentes durante el embarazo, ya que el centro de gravedad cambia con el crecimiento de la barriga. En este sentido, deberás vigilar al salir a correr, mirar bien por donde pisas y vigilar con perder el equilibrio. 
  • Cambios hormonales. La progesterona hace que tus tejidos articulares estén más relajados y sean más flexibles durante los nueve meses de gestación, lo que permite el crecimiento de la barriga. Debes tener en cuenta este factor para prevenir lesiones, evitando correr en terrenos irregulares y apostando por un tipo de running reposado y seguro. 
  • Evitar el calor. Sudar en exceso puede provocar un estrés innecesario al bebé durante el embarazo, motivo por el cual los médicos desaconsejan los jacuzzis y las saunas durante este período. En relación con el running, debes moderar tu actividad para evitar una situación de estrés en tu organismo. Es importante que te hidrates a menudo, por lo que no debes salir a correr sin una botella de agua.
  • Precaución con el crecimiento de la barriga. El aumento de tamaño del vientre durante el embarazo puede provocarte molestias extra al correr. Si al practiar running notas calambres en los lados del vientre, es un indicativo de que pares y te pongas a caminar. Probablemente, deberás sustituir este deporte por otra actividad. 

(Te interesa: ¿Cuáles son los mejores deportes para practicar embarazada?)

Y tú, ¿sales a correr estando embarazada? ¿Qué precauciones tomas? ¿Notas beneficios? ¡Comparte tu opinión con otras futuras mamás en el Salvamamás!

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)