Mi bebé y yo

Causas y remedios para el dolor de espalda

( 7 votos) load

¿Sufres de dolor de espalda en el embarazo? Las malas posturas son tus enemigas. ¡Descubre, en este artículo, todos los consejos y los remedios para eficaces para mitigarlo!

Si eres una futura mamá y sufres dolor de espalda, especialmente en la parte baja, en este artículo, te ofrecemos algunas recomendaciones, consejos y remedios eficaces para ayudarte a mitigar y a combatir el dolor de espalda durante el embarazo.

Consejos eficaces para el dolor de espalda

Haz ejercicio y deporte durante el embarazo. A partir del cuarto mes de embarazo, los cursos de gimnasia ligera fortalecen la musculatura y contribuyen a aliviar el dolor de espalda en el embarazo. Una musculatura fuerte soportará mejor el peso de la barriga y del bebé.


En este caso, los ejercicios practicados en el agua (es recomendable practicar aquagym durante el embarazo) son ideales: ejercitarás los músculos y te cansarás menos.
(Te interesa: Tabla de ejercicios de aquagym para embarazadas)

Mantén la espalda erguida. Cuando estés de pie, la espalda debe estar recta y no arqueada, el cuello estirado y los hombros bajos, hacia detrás y sacando el pecho fuera.

De vez en cuando, debes contraer los glúteos y los abdominales, manteniendo la espalda recta.

Un truco: cruzando los brazos por detrás de la espalda, adoptarás automáticamente una posición ideal.

Cuida tu postura, incluso cuando estés sentada. Cuando estés sentada, mantén la columna vertebral recta y completamente apoyada en el respaldo.

La planta de los pies debe apoyarse totalmente en el suelo, para evitar que las piernas curven la espalda. Si lo prefieres, puedes utilizar un taburete bajo para apoyar los pies.

Agáchate de cuclillas. Durante el embarazo, evita movimientos bruscos cuando te levantes y te agaches. Si tienes que recoger alguna cosa del suelo, flexiona ligeramente las piernas y mantén erguida la espalda todo lo que puedas.

Dormir con la barriga.  La postura más cómoda para dormir con la barriga es de costado. De este modo, el peso no cae sobre la columna vertebral y la circulación se ve favorecida, asegurando así un óptimo flujo de sangre tanto para la mamá como para el bebé.

Apoya la pierna flexionada sobre uno o dos cojines y, si quieres, también puedes colocar otro cojín bajo el abdomen.

(Te interesa: Insomnio en el embarazo)

Y tú, ¿has sufrido dolor de espalda baja en el embarazo? ¿Qué remedios te resultaron más eficaces? ¡Explica tus consejos a otras mamás más abajo!
 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)